El ciclo que todos los años reúne a personalidades del arte de distintas disciplinas con la comunidad salteña cumple 40 años y, para esta nueva edición ya está casi todo listo. Ayer, en ProCultura (Mitre 331) se realizó el lanzamiento del XL Abril Cultural Salteño.

Las actividades iniciarán el 1 de abril, a las 20, con la Muestra Conjunta en homenaje a la artista plástica Alina Neyman Zerda con obras de Mariela Bucchianti, Verónica García, Silvia Katz, Alina Neyman, Telma Palacios, María Eugenia Pérez, Mercedes Ruiz de los Llanos, Viviana Ovalle y Gabriela Zanandrea.

"Este año el lema o el objetivo es el homenaje a los fundadores y destacar que las actividades que se realizan son de las más diversas posibles, e inclusivas", expresó al inicio de una entrevista con El Tribuno, el vicepresidente de ProCultura Salta, Luciano Balestrini. Destacó además que en estos cuarenta años de trabajo se han realizado infinidad de propuestas que han buscado también alcanzar el interior de la provincia. "En cuarenta años haber pasado de una mesa de un café a una casona con 14 aulas, 2 salas de exposición, un teatro, ha sido un logro muy grande que se obtuvo gracias a gestiones anteriores y que nos toca mantener y mejorar", agregó.

El profesor Roberto Salvatierra puntualizó en que durante esta nueva edición del ciclo se destacará el trabajo de la institución y de los fundadores a través de un trabajo de archivo que hizo Mercedes Rosendi, una bibliotecóloga que trabajó ad honorem para entregar cada semana un archivo histórico. "El Abril Cultural no es de ProCultura, es de la comunidad salteña. Hemos llegado a escuelas y a lugares donde nunca había llegado una orquesta de cuerdas, por ejemplo. El interior existe y necesita de las actividades de cultura, eso es muy importante cuando se piensa en cada edición del ciclo", dijo.

Alicia Lávaque, miembro del directorio de Pro Cultura, hizo hincapié en la fortaleza de un ciclo que surgió con muy bajo presupuesto y que se instaló en la agenda cultural de toda la provincia. "Es increíble. ProCultura comenzó funcionando en los fondos de la librería de Benito Crivelli, después en la vieja Casa de la Cultura, luego en un sótano de Mitre 23, hasta que Juan Carlos Romero gestionó para que se nos seda esta casa en Mitre 331 por 90 años. Llegó un momento en el que nos admirábamos de cómo hemos crecido", concluyó Lávaque luego de distinguir el valioso aporte de las mujeres, como Viviana Ovalle, al arte local.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia