El Instituto Nacional de la Música (Inamu) lanzó un sistema de subsidios para músicos. Su presidente, aporta detalles sobre el tema e invita a participar a los artistas salteños y del NOA.

¿Cuál es la importancia de estos subsidios para los músicos?
Lo más importante de esta primera experiencia de fomento del Inamu, es la lógica aplicada, no sólo al otorgamiento de herramientas que solucionen una instancia de un proceso productivo (vales para fabricar discos o imprimir gráfica) sino también la posibilidad de que los músicos sean quienes decidan a qué proyecto musical se le van a otorgar los beneficios. En cada sede regional (Salta pertenece al NOA junto a Santiago del Estero, Jujuy, Catamarca y Tucumán) se crean los Consejos Regionales de Músicos que están integrados por un representante de cada organización de músicos que tenga personería jurídica o gremial en alguna provincia que integra la Región, y es ese consejo el encargado de elegir a qué proyectos musicales se les va a otorgar el fomento. Nuestra Ley de la Música garantiza ese punto porque en las Asambleas que le dieron origen en 2006, en el hotel Bauen, se coincidió en que la actividad musical necesitaba de un músico protagonista y no sólo espectador o declamador de lo que habría que hacer.

¿La difusión es lo que realmente abre las puertas de la industria a todos por igual?
La difusión es muy importante, pero no es lo más importante a considerar para que un proyecto musical se desarrolle. Siempre, primero debe estar el compromiso con el arte. Ahora con respecto a la difusión, en estos años se ha avanzado mucho en mejorar las condiciones de divulgación de la obra para todos los músicos. Un ejemplo es como de a poco se va implementando el art. 65 de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, que garantiza el 30 % de Música Nacional en las radios y el 15% de Música producida en forma Independiente. La creación del Banco de Música Nacional e Independiente: musicaindependiente.org, para que las radios tengan acceso a producciones Independientes debe ser la herramienta de inclusión para la difusión más importante de las últimas décadas.

¿El sistema de asignación garantizará la pluralidad?
En las históricas asambleas de 2006, donde se autoconvocaron miles de artistas, se concibió al músico como protagonista. Por lo cual, el Inamu al dar fomento le da participación en las decisiones a los representantes de las organizaciones de músicos y de los distintos sectores de la actividad musical de cada lugar. Fundamentalmente porque son ellos los que mejor conocen la realidad de su región. Incluso decidimos comenzar a abrir sedes regionales en NOA, NEA y Centro, en vez de comenzar por Buenos Aires. A su vez, y esto es fundamental, los beneficios regionales se reparten de manera equitativa.
Hay 150 subsidios regionales de 10 mil pesos (50 por región), 240 vales de replicación de discos (80 por región) y 120 vales de impresión de arte de tapa (40 por región). Quien evalúa a quién se les otorga es el Consejo Regional de Músicos (representantes de cada organización de la actividad musical con personería jurídica o gremial de la región). A esto se le suman los subsidios nacionales, los cuales son 50 de $40.000 y 50 de $10.000. Quien evalúa a quién se le otorga un beneficio es el Comité Representativo (integrado por representantes de los distintos sectores de la actividad musical nacional que cuenten con personería jurídica y gremial).

¿Cuáles son los requisitos para tener el subsidio?
El único requisito es inscribirse en el Registro Único de Músicos Nacionales del Inamu, el cual, además de servir como base de datos para otorgar beneficios, también será muy útil para planificar políticas de fomento en el sector teniendo en cuenta a cada región.

¿Para qué puede utilizarse?
Los subsidios están destinados al fomento de la producción discográfica, música en vivo y difusión. Detallo: - Producción de Fonogramas y Videogramas: servicios de estudios de grabación, estudios de masterización, diseño de arte de tapa y realización de audiovisuales. - Música en vivo y difusión: servicios de publicidad (pautas, avisos gráficos, web, etc), promoción (folleteria, afiches, vía pública, gráfica), honorarios de personal técnico y honorarios de músicos. -Movilidad: pasajes aéreos y terrestres, alojamientos. -Otros: para alguna instancia no contemplada.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia