Se sabe que los productores de Hollywood están muy hambrientos de ideas nuevas para llevar a la pantalla grande. Y parece que la reciente y espectacular fuga de Joaquín "Chapo" Guzmán de una prisión de máxima seguridad en Juárez, México, inspiró a alguien a contar la historia de líder del cártel de Sinaloa.
Según trascendió, la cadena Fox será la encargada de llevar adelante el proyecto, que ya tiene al director Ridley Scott -Blade Runner, Alien, Gladiador- trabajando en la adaptación de la novela The Cartel, de Don Winslow, una historia de ficción muy similar a la del Chapo, cuya huida el pasado 11 de julio copó los titulares internacionales, informó la agencia DPA. También se dice que el protagonista será Leonardo Di Caprio.
Precisamente la mediática escapada se produjo un mes después de que Winslow publicara la novela inspirada en la historia del narcotraficante. El próximo mes de octubre, Scott estrenará también la película The Martian, protagonizada por Matt Damon y Jessica Chastain.
La novela The Cartel se convirtió en best-seller desde su publicación en junio. Repasa a modo de ficción una década completa de narcotráfico, de 2004 a 2014, incluida la primera fuga del capo en 2001 en un carrito de lavandería.
Sin embargo, el protagonista de Winslow no es directamente el Chapo, sino un narcotraficante mexicano llamado Adán Barrera, que lidera el cártel El Federación y cuyo amigo de la infancia es Art Keller, un agente de la DEA.
Scott, que ha ganado el Oscar a mejor director con Thelma y Louise (1991), Gladiator (2000) y La caída del halcón negro (también Black Hawk derribado, 2001), también producirá la película a través de su compañía Scott Free Films.
El cártel, que continúa la historia del también best-seller El poder del perro (2009), no ha podido ser publicada en mejor momento.
Todo el mundo coincidió desde un principio en que la fuga de la cárcel del Atiplano I, en el Estado de México (centro del país), del Chapo Guzmán parecía sacada de una película.
El jefe del temido cártel de Sinaloa huyó de prisión por un túnel de 1,5 kilómetros hasta una casa que él mismo había mandado construir pensando en su plan. Un plan perfecto que pasará a la historia.
El Chapo se fugó el 18 de julio de una cárcel de máxima seguridad de México, al escabullirse por un agujero que conectaba la ducha de su celda con un túnel subterráneo. Una evasión propia de una trama de película que Hollywood aprovechará muy bien.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora