En plena Costanera Sur de Buenos Aires se inauguró ayer una placa en homenaje al artista Lola Mora. Por iniciativa del gobierno provincial y con un clima que combinaba el viento con el sol radiante, la fuente ya cuenta con una mención recordatoria.
El acto se inició con palabras de Leonor Fleming, Coordinadora de relaciones institucionales de la Secretaría de Cultura, quién recalcó: "Estamos aquí para hacer un homenaje a esta autora a esta escultura cuya obra es universal. Obra está en todos lados desde Roma hasta Buenos Aires y diferentes provincias de nuestro país", dijo y añadió: "Queremos homenajear a esta gran artista en el 150 aniversario de su nacimiento. Está presente con nosotros en este acto el delegado del gobernador de la provincia de Salta en Buenos Aires, el doctor Sergio Echart. Nos acompaña María Laura Martínez Ducó, investigadora y una enamorada de la obra y la persona de Lola Mora. Está también el presidente de la comisión interprovincial permanente de homenaje a la artista, Antonio Sorich. Todas las personas que han hecho mucho por la difusión de su obra. Y luego ustedes que nos están acompañando En este acto breve y que es sobre todo un recuerdo institucional", explicó Fleming.
Entre las múltiples adhesiones con las que contó el evento, se destacó la de la dirección de diseño e Imagen urbana de la secretaría de Cultura de Rosario, Santa Fe. El comunicado se plegó al reconocimiento y en él se caracterizó al artista como "una mujer libertaria, avanzada en su época, de altísimos ideales, estudiosa y de extrema generosidad en su legado artístico".
El acto organizado por el Gobierno de la Provincia de Salta a través de su Ministerio de Cultura y Turismo obtuvo también la adhesión del ministro de dicha cartera, Mariano Ovejero y del secretario de Cultura y Turismo, Sergio Bravo.
Martínez Dacó realizó una semblanza de la autora en Salta y criada en Tucumán. La entendida señaló que Mora ganó una beca para vivir en Roma a partir de sus retratos en carbonilla de diversos gobernadores de la época.
Además se refirió a los ataques sobre Las Nereidas, a quien Lola Mora defendió con altura y lucidez tras afirmar "Lamento profundamente que el espíritu de cierta gente, la impureza y el sensualismo hayan primado sobre el placer estético de contemplar un desnudo humano la más maravillosa arquitectura que se ha podido crear Dios". El encuentro concluyó con el descubrimiento de la placa que conmemora la vida y obra de una salteña revolucionaria y adelantada a su tiempo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora