Este será un día clave en el caso Chano Charpentier, ya que la defensa, a cargo del abogado salteño Gabriel Iezzi, presentará un video revelador en el que, asegura, se mostrará que la historia es distinta a la información que los testigos han proporcionado hasta el momento.
"Cuando la ciudadanía lo vea, se van a asombrar de que Chano esté con vida", adelantó el letrado salteño.
Aunque las imágenes estarán en poder de la justicia, Iezzi narró qué es lo que contiene: "Una persona le pegó en el cuerpo con un palo, otro se le tiró encima y le pegaron patadas entre siete y ocho. Cuando lo dejaron inconsciente, lo arrastraron de los pies y le desvalijaron la camioneta luego de romperle el vidrio delantero izquierdo".
El apoderado legal fue consultado sobre si su defendido manejaba bajo los efectos de estupefacientes o alcoholizado, a lo que muy hábilmente, contestó: "Los parámetros que se conocieron indebidamente demuestran que estaba en condiciones de conducir, ya que el alcohol en sangre era de 0,25 gramos. La presencia de droga que se marca es cualitativa y no cuantitativa. Y ese tipo de droga en orina tiene un origen de entre 7 a 30 días previo al hecho".
En resumen, el abogado sostuvo que el alcohol en sangre era ínfimo y sobre los estupefacientes, que podría tratarse de residuos de hasta un mes atrás y por lo tanto incomprobable su estado al momento del accidente. A pesar de todas sus precisiones, el abogado debió confesar que no tuvo oportunidad de hablar en detalle con su defendido, situación que debería ser clave en un conflicto tan controversial: "No le pregunté en qué estado estaba porque está atravesando un estrés postraumático. Sólo me contó una sucinta narración de todo lo que ocurrió. Estamos esperando a que su psiquiatra nos dé permiso para tener una entrevista con él".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora