Hoy termina el Festival de Jazz de Salta, con la actuación del grupo neoyorkino Tamarindo Trío a las 20, en El Teatrino, Alvear y Latorre. Las actividades comenzarán a las 15.30 con un taller que ofrecerán los músicos norteamericanos.
En la actuación de esta noche, serán precedidos por Arroyo Trío de nuestra ciudad. También mostrarán sus trabajos el grupo Allá Ellas, de las pintoras Katz, Zanandrea, Montaldi y Buccianti, y el fotógrafo Argamonte, con Orillas.
Desde su nacimiento en 2007, Tamarindo es uno de los proyectos principales entre los muchos que ha encarado el formidable saxofonista y compositor nacido en Tucson, pero radicado en Nueva York, Tony Malaby.

Con los decisivos aportes del contrabajista William Parker y el baterista JT Bates, Tamarindo muestra la relajada fluidez conceptual de Malaby, tanto en lo que hace a la composición como a la improvisación. Antes de un concierto, Malaby cuenta a El Tribuno que cuando anunciaba que venía a tocar a Salta, "todo el mundo se llenaba de luz: 'empanadas, vino torrontés, las momias', me recomendaban".

Luego de presentarse aquí, el grupo vuelve a EEUU, pero Malavi se queda a pescar con mosca en la Patagonia: "Es uno de los sueños que quería cumplir", dice. Dictando talleres en el país, se encontró con "músicos de muy alta conciencia. Es muy fuerte lo que pasa aquí. Hicieron preguntas fuertes y sutiles, como el manejo del sonido y temas similares. Para mí tener la oportunidad de dar estas charlas en castellano y conectar con los hermanos latinos, e improvisar con ellos, es una oportunidad insuperable. Se siente que la vida de uno tiene 'purpose', ¿se entiende?", dice.

Hijo de inmigrantes mexicanos, no habló inglés hasta que entró en la escuela. "Me parece que la gente aquí está formidable. Se quedaron hasta el último acorde del recital, y eso que la música de Tamarindo es brava. Y cuando terminamos me decían 'maestro, maestro, qué película te gusta, qué pintores te gustan'. La gente está sedienta. En EEUU internet mató a la gente. Están todo el pinche día con sus celulares... Por eso pasó lo que pasó en las elecciones. Están todos muy controlados", señala el músico.

Con respecto al jazz que actualmente se está haciendo en Nueva York, Malavi señala que "Yo vivo en Brooklyn, desde hace 21 años y se puede ver a muchos 'pibes' experimentando... Y eso está muy bien. La energía de esa ciudad es muy importante para mí. También se trata de una ciudad de mucho comercio con la música, gente que se pelea por agarrar la plata de las becas que son fundamentales allá. Pero a la vez hay muchos a los que no le importa sino hacer música y siguen experimentando, buscando", cuenta.
Con respecto a su especialidad, la improvisación, Malavi dice que improvisar "es crear en el momento puro. Todo lo que practicamos y estudiamos, es para llegar a ese momento y tener una técnica precisa para entrar y moverse en ese mundo. No se trata de practicar para subir a la pista y repetir, sino que practico para que en la pista pueda inventar algo que sale de lo que están tocando mis socios. Ahí se forma el cuadro. Lo que sigue es la poesía, el color... Y para eso hay que dejarse ir", dice Malavi.

Otra fuerza nace

Lucas Urtasun y Martín Misa este año se pusieron el festival al hombro para que se concrete aún con el mínimo de apoyo estatal. "El Festival gustó mucho porque el público concurrió a todos los espectáculos. A las clínicas también. Se nota que el Festival está posicionado, está metido en la gente. Los show internacionales que trajimos, más que nada vinieron a colaborar más allá de lo que pasa en la Argentina. Eso nos abre la puerta a ponernos entre los festivales referenciales del país", dice Lucas.

"Pasaron cosas excelentes este año como el recital de Leo Genovese, que vino a traer y mostrar lo que está haciendo el jazz en el mundo: fusionándose con la cultura de cada país y dar un vuelo musical superior. Eso también vienen a Salta a buscar estos músicos, nuestro folclore. El jazz deja de ser tan tradicional para convertirse en algo muy moderno y de mucha influencia cultural", dice Lucas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora