Red Hot Chili Peppers debióe suspender un concierto que estaba a punto de ofrecer en Los Ángeles el domingo por la noche, ya que el cantante del grupo Anthony Kiedis, de 53 años, fue hopitalizado por un fuerte dolor abdominal, según informó CNN.

Anthony ya presentaba un importante malestar antes de subirse al escenario del festival Weenie Roast, en Irvine (California), por lo que Flea, el bajista, debió informarle al público la mala noticia.

"Anthony está de camino al hospital y no podemos tocar esta noche. Lo sentimos mucho. Estamos muy tristes. Los queremos mucho y vivimos para el rock ... Por desgracia ha ocurrido un asunto médico y tiene que ser tratado", explicó el bajista.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora