Catorce años lo asocian a los escenarios nacionales. Ismael Veliz siempre comenta que "esta misión de entregarles coplas a la vida, me llevó a conseguir amigos". Su primera aparición en público fue de la mano del conocido Carlos Grande (Las Voces del Huayra), de quien se proclama orgullosamente, nieto. Con un estilo folclórico romántico, Ismael sigue con su aporte cultural.
"Las ideas de mis travesuras es arrimar algo distinto, lógicamente defendiendo las raíces. El punto está en llegar al corazón de la gente. Por eso acabo de editar mi nuevo material discográfico y lo grabé pensando en satisfaccer el gusto de los amantes de este género musical. Incluí la zamba Luna tucumana, donde le puse la voz de mi abuelo; también canté Pideme la luna, de Leo Dan, a dúo con Sergio Dorado. Tuve la oportunidad de conversar con el autor de esta canción y verdad que fue muy enriquecedora la experiencia", agregó el artista tucumano.
Ismael Veliz también desfiló por el escenario mayor de Cosquín y fue nominado a los Premios Gardel, en los rubros: Mejor Nuevo Folclorista, Mejor Disco y Mejor Diseño.
"La intención de uno es perdurar en el tiempo, poder exhibir mi propuesta, que no es más que lo que siento y como lo siento. Mi carrera siempre la comparo con el fútbol, porque cada fin de semana tengo un compromiso diferente. Aún siento los consquilleos antes de subir a un escenario, pero luego disfruto sobre las tablas. Soy un artista que le gusta contar historias para luego entregar mi corazón", dijo Veliz.
Ahora, el joven artista está dispuesto a conquistar a Salta. "Esta tierra tiene los mejores folcloristas, solo vengo a compartir mi canto y sumar experiencia para ascender en mi carrera artística", afirmó finalmente Veliz.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora