Itiyuro es un espectáculo que fusiona músicas y danzas ancestrales de los pueblos originarios con sonoridades contemporáneas como el jazz, el folclore y el rock. "La intención es actualizar esa herencia que sigue siendo potente pero que nos es desconocida porque siempre nos mostraron la apariencia de los pueblos indígenas. Itiyuro recoge su riqueza", detalló la cantante y antropóloga Silvia Barrios, creadora del espectáculo junto a Héctor Mono Gómez.

Itiyuro se estrenó en Salta y Buenos Aires hace tres años. Quienes se perdieron este espectáculo único en aquella oportunidad podrán disfrutarlo este domingo, a las 20.30, cuando se reponga en el Teatro Provincial (Zuviría 70).

Participarán como artistas invitados Nukepatás, del pueblo wichi chané de Tuyunti y Campo Durán, la comparsa Los Toykas y Severo Báez y los bagualeros del norte argentino. "Itiyuro fusiona una cosmovisión que pertenece a nuestras culturas originarias con un lenguaje contemporáneo y actual, tanto a nivel sonoro como a nivel visual. Por eso en la presentación incluimos instrumentos electrónicos, bailarines de danza contemporánea y equipamiento multimedia", precisó Barrios.

"La intención es revertir esa imagen parcial que nos muestran de nuestros pueblos originarios, asociada siempre a la carencia. El aspecto que nosotros revalorizamos de estas culturas desde que comenzamos a salir de gira con Argentina Indígena, hace tres décadas, es el de la profundidad, la mística, la integración con la naturaleza y con los seres de todos los planos, el concepto trascendente de la vida y el sentido comunitario de la existencia", añadió.

Argentina Indígena fue un movimiento fundado por Silvia Barrios para la recuperación y difusión de la música y en general, del arte de las culturas originarias. Los principios de Argentina Indígena confluyeron en un espectáculo homónimo que recorrió el mundo.

El repertorio de este nuevo espectáculo, Itiyuro, consta de canciones en dialectos wichi, chiriguano e idioma castellano, desarrollados a partir de semillas textuales y melódicas impregnadas de la cosmovisión y del mundo sonoro de estas antiguas culturas, con el aporte musical de estos tiempos. En la puesta en escena, que estuvo a cargo de Gerardo Albarracín, participarán además bailarines contemporáneos junto a músicos- danzantes- actores de comunidades wichi y chané, que interpretan sus cantos ancestrales y danzas rituales con máscaras del Arete Guazú.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia