"Jallalla, es una palabra quechua aymara que significa que lo que nosotros estamos haciendo y diciendo, en estos momentos, se va a concretar. Y no se va a concretar, solamente por decirlo, se va a concretar, porque nosotros vamos a trabajar para que así sea, todo el universo va a confiar para que así sea, porque nuestros abuelos no murieron en vano, porque nuestro trabajo no es en vano y vamos a decir dos veces Jallalla, hermanos", fueron las primeras palabras de la folclorista Jacinta Condorí.
Jacinta sigue a través del canto con caja convirtiéndose en referente de identidad genuina para los jóvenes que se inician en el folclore y en sus sueños. Ella misma se define como una ferviente luchadora por la preservación y revalorización del canto ancestral de la copla y todo lo que a esa expresión cultural refiere. Cantora, coplera, recopiladora, poeta, improvisadora, son algunas de las cualidades que describen a la artista calchaquí.
Su verdadero nombre es Noelia Verónica Condorí, nació hace 25 años en la tierra del sol y el vino: Cafayate. Es descendiente de la comunidad diaguita calchaquí.
"Desde niña me inicié en la copla andina, arte milenario del noroeste argentino cultivado casi exclusivamente por mujeres. Fuí a la Escuela de Música del pueblo, aprendiendo a tocar guitarra y bailando danza tradicional. A los 15 años empecé el canto junto a mi hermano mayor, transitando por peñas folclóricas de Cafayate en la temporada de verano. Allí recibí mis primeros aplausos, yo pasaba una canasta en forma de colaboración. Esta vivencia fue el pie para encaminarme en la música", agregó la artista.
Jacinta no fue la excepción y también participó de numerosos concursos a lo largo del país. Pero su mejor recuerdo fue cuando "gané la Pre Serenata a Cafayate en 2006, fuí profeta en mi tierra. Hasta el día de hoy sigo pisando el escenario Payo Solá de la Bodega Encantada".
El primer disco recién llegó en el 2014. "Fue un largo período de mucho ahorro y sobrado esfuerzo pero llegó...bajo el título de 'Pa chinas y changos'. Realicé una recopilación de autores de gran trayectoria y seleccioné temas que tienen un mensaje de historia, lucha, cultura y rebelión social, que en definitiva es una característica personal", sostuvo Condorí.
Si debe mencionar un festival, su boca no duda en pronunciar Baradero porque le significió un trampolín para abrirse camino en el circuito nacional. "Primero gané la instancia de mi provincia. A nivel nacional competí con otras extraordinarias voces y fuí consagrada ganadora del rubro vocal solista femenino de folclore con el tema Cuando tenga la Tierra, de Daniel Toro y Ariel Petrocelli. Ahí no termina la historia, cuando subí al festival mayor me consagraron revelación. Jamás olvidaré esta convocatoria folclórica, siempre estaré agradecida", dijo Jacinta.
"Tuve el placer de compartir escenarios y cantar con César Isella, Víctor Heredia, Jorge Fandermole, Melania Pérez, Juan Falú, Bruno Arias, Vitillo Ábalos, Luna Monti y Juan Quintero, entre otros. Las experiencias seguramente me ayudarán a crecer", aseveró la cafayateña.
En esta última década, Jacinta Condorí ha recorrido largos caminos llevando con su mensaje musical el canto y la cultura diaguita calchaquí.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora