La actriz se ha sincerado casi una década después de separarse del actor
Durante los cinco años que estuvieron casados, Brad Pitt y Jennifer Aniston se convirtieron en la pareja dorada de Hollywood, hasta que su matrimonio terminó en 2005. De manera sorprendente, los que parecían el equipo perfecto se separaron y Pitt cambió a la rubia por Angelina Jolie.

Sin embargo, pese a que muchos pensaron que la reina de la comedia habría pasado un tiempo muy duro tras perder al actor, parece que no fue así. Jennifer Aniston ha hablado por primera vez de su separación, que no encontró tan difícil.

"No lo encontré (el divorcio) doloroso", ha declarado durante una entrevista en el canal CBS. "Creo que el dolor es un argumento que te sigue porque es interesante para los medios de comunicación", ha reflexionado. De hecho, lejos de sentirse enfadada con su ex, Jennifer y él terminaron bien su matrimonio. "Intercambiamos buenos deseos el uno con el otro, lo seguimos haciendo, pero no es algo constante", ha explicado confirmando así que aún mantiene el contacto con Brad Pitt.

Sin embargo, la vida de los actores ha tomado caminos diferentes en esta década. Mientras que Brad es padre de seis hijos con Angelina Jolie, con quien acaba de contraer matrimonio, Jennifer no termina de casarse con Justin Theroux, con quien está comprometida desde 2012.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora