Aniston invitó a sus más cercanos amigos como Howard Stern, Lisa Kudrow y Chelsea Handler, supuestamente para celebrar el cumpleaños número 44 de su novio, sin embargo según el sitio de celebridades TMZ, el pastel que ingresó en la mansión no parecía de cumpleaños, mas sí de boda.
Otro detalle importante que fue captado por los paparazzi fue el ingreso de un pastor con la biblia en mano fue visto entrar en la casa poco antes del inicio de la fiesta.
Un galpón de madera fue construido la semana pasada en la mansión para ocultar los detalles de la fiesta, también se cubrió la piscina para tener más espacio para los invitados.
Algo que también llama la atención fue el esfuerzo de Aniston por mantener el secreto absoluto en todo, incluso confiscó los celulares de sus invitados cuando ingresaron en la mansión.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora