El último episodio de esta franquicia, titulado "Los Juegos del Hambre - Sinsajo Parte 2", llegará a los cines de todo el mundo entre el 18 y el 20 de noviembre.

Será el punto y aparte a casi un lustro que cambió la vida de su protagonista, hoy convertida en una de las personas más poderosas de la industria, aunque la actriz necesitará algún tiempo para asumirlo.

"No siento haberle dicho adiós", explicó Lawrence sobre su personaje Katniss Everdeen, durante la presentación del film en Los Ángeles.

"En el cine desarrollamos personajes y al cabo de unos años no los volvemos a ver, pero creo que será muy raro cuando finalmente se estrene. Esta película ha sido mi vida durante muchos años", precisó.

Katniss regresa para dar la última batalla contra el presidente Snow, que ha transformado el Capitolio en un campo de guerra y desea verla muerta a su vez. Pero Katniss ya no es aquella inocente joven que los espectadores conocieron al principio, cuando se ofreció voluntaria para cubrir a su hermana Prim en los infames juegos del hambre.

La injusticia, la rabia, los golpes y las heridas del alma han convertido a esta especialista en el arco y las flechas en la heroína de la rebelión que quiere liberar a los distritos. A lo largo de la trama debe combatir también con la inestabilidad emocional de Peeta (Josh Hutcherson), aunque sigue contando con el apoyo de Gale (Liam Hemsworth), su fiel amigo y aliado.

La presidente Alma Coin (Julianne Moore) moverá los hilos para ayudarla en su misión, asesorada por Plutarch Heavensbee (Philip Seymour Hoffman).

La inesperada muerte del actor en febrero de 2014 afectó el rodaje, pero el director Francis Lawrence encontró la forma de seguir adelante.

Gestionar el éxito

El desbordante éxito que cosechó la saga basada en la trilogía homónima de la escritora estadounidense Suzanne Collins situó al borde del abismo a sus protagonistas, con una presión mediática desmedida y la responsabilidad de seguir desarrollando la historia.

Todos defienden haber podido alejarse de la expectación y mantener la esencia de sus personajes.

"Han sido cinco años de altos y bajos", apuntó Lawrence, ganadora en 2013 del Óscar a Mejor actriz por "Silver Linings Playbook". "Necesité un par de años para acostumbrarme porque todo mi mundo cambió", explicó.

Pasado un tiempo las cosas recobraron una "rara normalidad" dentro de una vida más bien "aislada".

Mirar atrás

La saga ya ha pasado a la historia por haber puesto a una mujer al frente de la lucha, una rareza en tiempos de Spider-Man, Superman y Iron Man.

Los fans amaron a Katniss desde el estreno del primer episodio en 2012, y desde entonces la franquicia ha recaudado más de 1.100 millones de dólares en todo el mundo.

Lawrence considera sin embargo que "todavía es demasiado pronto para poder echar la vista atrás" y entender "el impacto" que las películas han tenido en el público.

Pero Hutcherson justifica la fidelidad de la audiencia en la coherencia que hay entre las cuatro cintas.

"Tienen el mismo mensaje: una persona puede alzarse por una causa y luchar por ella", señaló el actor durante la rueda de prensa. "Creo que los fans conectan con eso porque los hace fuertes".


¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia