La oscarizada Jennifer Lawrence es la protagonista del último número de la revista Vanity Fair, que ha publicado un sugerente desnudo de la actriz, meses después de las filtraciones de sus imágenes en sonado caso del Celebgate.

Lawrence, considerada la actriz más rentable del año pasado, posa sin ropa en el interior de la revista, en una sesión que tuvo lugar en una casa de Hollywood Hills el pasado mes de julio, con el fotógrafo Patrick Demarchelier detrás del objetivo. La producción fue en homenaje a la tapa de Nastassja Kinski de Richard Avedon en una edición de Vogue en 1981.

En esa misma jornada se tomaron las imágenes que sirvieron como portada del mes de noviembre de la publicación, en la que Lawrence defendía su derecho a posar desnuda.

Dos animales acompañaron a Jennifer Lawrence en su experiencia: una cacatúa y una peligrosa boa constrictor colombiana. La revista explica que la actriz fue "muy valiente" al soportar sin problemas el hecho de tener una serpiente de estas características sobre su cuerpo y solo se puso nerviosa cuando el reptil se acercó a rodear su cuello.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia