Ya fue la producción de Vanity Fair donde se la ve desnuda con una serpiente alrededor. Ahora, Jennifer Lawrence aparece más contenida en la nueva campaña de Dior de la que todos hablan pese a que ella prefiere, dicen los que la conocen, el perfil bajo. Difícil será que pase inadvertida para la prensa en estos días, sobre todo a partir de su romance con el cantante de Coldplay Chris Martin. En consecuencia, Lawrence no asistió a la reciente ceremonia de los Oscars sino que prefirió irse de shopping, al tiempo que continúa filmando la biopic Joy, la nueva película de David O. Russell, con quien Jennifer trabajó en El lado luminoso de la vida y Escándalo americano.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia