Si hay una participante que jamás le encontró la vuelta al show del Bailando, esa persona es Juana Viale. La actriz confiesa sus dificultades para generar previas dinámicas, en gran parte porque detesta hablar sobre su vida privada. Este miércoles, la nieta de Mirtha Legrand tuvo que participar en un móvil de Este es el show, que funcionó como se esperaba: con una Juanita muy incómoda.

"A partir de lo que dije, ahora me compré seis televisores. A esto me dedico ahora. No tengo nada que hacer en la vida, entonces veo tele", comenzó su móvil la actriz, destilando así todo el veneno acumulado por las críticas de Ángel de Brito y de José María Listorti, a quienes les molestó que la actriz reniegue de la televisión como espectadora.

Consultada sobre este tema, Juanita respondió: "Yo no dije eso, a mí me instaron a decirlo. Yo no me siento cool diciéndolo, ni hablándolo. Es una cuestión de vida". Y con respecto a los contenidos que producen otros colegas y que ella "se estaría perdiendo", la actriz se defendió: "No necesariamente tengo que verlos por televisión".

Sobre su participación en el Bailando, Juanita contó que se siente "bien" porque le resulta "muy divertido", pero también destacó: "El tema de las previas me cuesta un montón, porque es algo en lo que no me hallo".

Consultada sobre cómo se ve posicionada en una posible instancia de eliminación en el certamen, donde el público decide a través del voto telefónico, la actriz fue contundente: "En el horno, me sacan a patadas. Pierdo 80% a 20%". El equipo de Este es el show quiso saber por qué guardaba una opinión tan negativa sobre sí misma. Su respuesta fue aún más dura.

"Porque sí, ustedes hacen que la gente no me quiera", se quejó.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia