El cantante declaró: "Me encanta encontrarme con gente tan extraordinaria", señaló el cantante canadiense a través de su cuenta en la red social Instagram, pero aseguró que se siente tan lleno de la energía espiritual de todas las personas, que acabo "exhausto e infeliz", informó la agencia internacional DPA.
"Me gustaría hacer reír a la gente y hacerla feliz, pero no a mi costa y me agota mucho mental y emocionalmente, casi al punto de la depresión", agregó. Medios estadounidenses señalan que cuesta unos dos mil dólares participar en estos encuentros con el artista.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia