Angustiada por la disolución de la pareja, en el día de ayer Kämpfer no respondió llamados a la prensa ni a sus íntimos. Incluso sus allegados informaron que optó por no hacer un gran festejo de cumpleaños porque, el pasado 15 de abril, la relación sentimental con Jorge ya no estaba bien.

Veinticuatro horas más tarde, Ciudad.com se comunicó con Agustina para saber cómo transita estos días difíciles y, cordialmente, respondió sin abrir demasiado la puerta de su intimidad.

"Cuando no hay nada que decir, lo mejor es, simplemente, no decir nada" declaró y agregó: "Siento un respeto muy profundo hacia nuestra historia, yo no puedo exponernos. Lo que él quiera abrir a los demás, va a estar bien para mí."

El buen trato de ambos y el amor que se profesaron en los meses en que estuvieron juntos ¿dejará una puerta abierta a la reconciliación? solo ellos lo saben

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora