Karina Jelinek dejará el departamento de Avenida del Libertador, eje de más de una disputa con su ex, Leonardo Fariña. La morocha anunció en Intrusos que pasará las fiestas en ese domicilio, y luego comenzará la búsqueda de una nueva vivienda.
"Los abogados de mi ex me ofrecieron un acuerdo y yo, por propia voluntad, decidí irme y terminar con todo esto. Voy a pasar Navidad acá con mi familia y después voy a buscar un hogar donde vivir", señaló.
"No sé si el departamento es de Menem, de Bolocco, no sé de quién es. Yo creía que era de mi ex y él me lo había regalado. Pero no tengo los papeles y yo no sé de quién es. Es todo un misterio", agregó Jelinek, quien lleva más de un año y medio viviendo sola en el inmueble.
Recordemos que el lujoso departamento fue embargado por la Justicia, luego de que el financista fuera procesado en una causa por presunto lavado de dinero. La vivienda siempre estuvo sospechada de pertenecer a socios desconocidos, algo que Jelinek siempre negó, hasta hoy.
"Este departamento tiene muchas sorpresas. Siento que en cualquier momento explota algo. Ya me hartó, quiero irme con mis cositas. Yo trabajo y puedo alquilarme otro lugar", resaltó.
"Mi ex lo único que me dejó fueron deudas. Hasta me pidió un dinero que había ahorrado y nunca más me lo devolvió. Encima le hice firmar un documento y se enojó conmigo", advirtió.
De cualquier forma, destacó que no le guarda rencor a Fariña, quien se encuentra detenido por evasión agravada. "Lo perdono, le deseo lo mejor. Ya con lo que está pasando creo que la está pagando", cerró Jelinek.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora