Las excentricidades de Kim Kardashian no conocen límites. La diva televisiva, conocida por su consumismo y lujos desenfrenados, ha decidido invertir unos 10.000 dólares mensuales en belleza y estilo para su hija North, de un año y medio.
Unos 2.000 dólares son usados en la peluquera personal de la niña, que también se ocupa de los accesorios que combinarán con su ropa. De todas formas, la pequeña también tiene una estilista propia, según la revista Heat.
Otros US$ 2.000 son usados en el vestuario. De hecho, la niña ya tiene su propio vestidor de 180 metros cuadrados con suelos de mármol italiano y su propio tocador de belleza en la mansión de la familia.
"North tiene un sastre que le hace la ropa, como versiones en miniatura de las prendas de diseño de su madre para que pueda ir a juego con Kim. También personaliza su ropa muy a menudo, embelleciendo sus chaquetas con su nombre escrito con cristales de Swarovski", reveló una fuente.
Además, North recibe todos los meses mimos que ambicionaría cualquier adulto: masajes con aceites orgánicos, manicuras y pedicuras.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora