Kim Kardashian fue elegida para ser la portada de la edición brasileña de la revista Vogue. Kim posó en topless para la reconocida publicación de moda que saldrá a la venta en junio.


En un adelanto de la producción, se la puede ver a la mediática con la cabellera rubia, con un peinado igual al que utilizaba a la actriz Marilyn Monroe. Fiel a su estilo, la millonaria logró desplegar toda su sensualidad en las imágenes.

¿Qué opinás?, ¿resiste la comparación?

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia