La modelo de Playboy se ofreció a "Solucionar la deuda de los buitres con un 'canje'". Gran sorpresa tuvo la "conejita" al chequear su cuenta de Twitter y descubrir que la seguía el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama.