Fabián Nanni es un artista íntegro. Su capacidad lo lleva por el dibujo, la pintura, un enamoramiento con la percusión, la escultura y, sobre todo, la cerámica, en lo que se especializa desde hace décadas.
Justamente, fue invitado para representar a Salta en la Bienal Internacional de Esculturas del Chaco, que se realizó en julio en Resistencia. Por primera vez ese evento abrió el espacio para la cerámica, y Nanni tuvo la preponderancia con su obra "Atrapaluna" que fue realizada en vivo.

La Bienal del Chaco es un referente de lo que se está haciendo en la actualidad en la escultura, aunque tiene 50 años de vida, desde sus inicios de la mano de Fabriciano Gómez. Su tónica es hacer partícipe al público que comparte con el artista la fabricación de la pieza, que luego formará parte del Museo al Aire Libre de Esculturas más grande de Sudamérica -con más de 600 obras-, que son las calles de Resistencia.
"Tengo la fortuna de estar siempre ligado a la Bienal y esta vez fue la primera en que se incluyó la cerámica. En general se trabaja en piedra, en acero y muy poco de madera, porque luego las piezas van a la calle. Hay que hacerla en una semana, delante del público, lo que representa una experiencia muy fuerte y muy buena", dice Nanni.

Su taller de Cerrillos fue su fábrica de cerámicas, a la que cerró por los vaivenes de la economía nacional. Actualmente, Fabián dicta allí clases de dibujo, pintura y cerámica, en la que se especializó en Sesto Fiorentino, en Florencia, Italia.

"Estoy haciendo esculturas de pequeños formatos, me está gustando mucho eso. Lo monumental es interesante pero su ubicación es algo muy difícil. A la de pequeño formato se puede poner en cualquier parte de una casa, tiene más movimiento. En este momento hay mucha movida en torno a la escultura, pero no se ve en Salta. Habrá más de 60 eventos en torno en todo el país. En general en América del Sur somos los que más moda tenemos a la escultura. Y dentro de eso, en cerámica hay muy poco. Esa gran explosión que hay en la escultura, no la hay en la cerámica. La macana es que tomamos café en la cerámica, la usamos en la construcción, etc. Eso hace que cueste mucho valorizarla como algo solamente estético", dice Nanni.
Un material tan común, en sus manos se hace arte.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora