Mariela Anchipi transitará, en 2015, su décima temporada como coach en el programa más visto de la televisión argentina: Bailando por un sueño. Y por ese motivo, decidió comenzar la temporada con todo.

"¿Si Dady se va a poner celoso cuando vea estas fotos? No sé, por las dudas que era todo muy artístico", le dijo la bailarina a Gente, revista donde realizó la sesión, y agregó: "Volver a verme linda salvó mi matrimonio. Dady siempre me ve divina, pero la sexualidad no pasa sólo por la cabeza del otro: si yo no me lo creo, no estoy para eso".

Ella asegura que con el comediante "somos muy compinches, siempre nos hacemos tiempo para el otro. Con los chicos es difícil, pero una vez por semana salimos solos a bailar o a comer".

Pero antes que coreógrafa, es bailarina porque desde muy chica, a los siete años, entró al Instituto Superior de Arte del Teatro Colón. "Pasé de ir al teatro a estar un día en Telefe, otro en El Trece, otro haciendo un clip o bailando en un desfile, en infantiles, en la revista. Esa dinámica me atrapó", comentó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora