A Raúl Tilín Orozco y Fernando Barrientos los reunió hace años la noche mendocina, guitarra de por medio. Se reconocieron hermanos en muchos sentidos de la vida y decidieron emprender juntos un proyecto musical que bautizaron con la lógica con que cae al suelo una fruta madura, atraída por la fuerza de gravedad: Dúo Orozco Barrientos. La aparente simpleza del nombre, sin embargo, comenzó a contrastar muy pronto con la potencia de su cancionero, basado en la confluencia del espesor de la raíz cuyana y el vértigo de los sonidos rockeros. Su poética y sus melodías, llevadas a nuevas instrumentaciones y texturas, posicionaron al Dúo Orozco Barrientos como una de las propuestas más atractivas dentro del panorama de la música popular.

La trayectoria del dúo incluye un premio Gaviota de Plata en Viña del Mar a la mejor canción folclórica ("Pintadita"), tres CD producidos por Gustavo Santaolalla, y grabaciones y actuaciones con León Gieco y Mercedes Sosa, entre otros referentes de la música popular argentina.

Desde sus primeras actuaciones, allá por 1989, hasta aquí, el dúo ha sabido conservar el don que los catapultó: la capacidad de redescubrirse y de sorprender. En eso se parecen a "nuestra" Mariana Baraj, otra artista que ha encontrado en la fusión un inagotable abono para la creación.

Tilín Orozco y Fernando Barrientos tocarán hoy y mañana en Salta. Presentarán su último disco, "Tinto", y Mariana será su invitada especial. ¿Por qué? Porque tienen una misma nave insignia: "Consideramos que la música es un todo, soltamos y agarramos todo el tiempo y, en definitiva, eso es lo que más nos divierte", le explicó Tilín a El Tribuno.

El dúo mendocino se presentará hoy a las 21.30, en Espacio Doña Argentina, Cafayate. Mañana, en tanto, la cita será a las 20.30, en la Fundación Copaipa (Gral. Güemes 529).

¿En qué anda el Dúo Orozco Barrientos justito ahora, que decidieron visitarnos a los salteños? ¿"Tinto" sigue siendo el principal motivo de sus presentaciones?

Orozco Barrientos siempre está girando por el país, mostrando y compartiendo la música que nos representa. Demás está decir que Salta es un pilar fundamental de la música popular argentina y siempre es un gusto presentar nuestras canciones aquí. Estuvimos en Salta en el 2013 y nos encantó la recepción del público, que a nuestro entender está siempre ávido de acceder a propuestas de distintos estilos y formas, pero con un concepto argentino y universal si vale el término."Tinto" es parte de nuestra obra y realmente, como el vino , se comparte con amigos.

Suele mencionárselos a ustedes y a Mariana entre los valores que han propiciado un recambio en el folclore a partir de la exploración y la fusión con otras sonoridades. ¿Sienten que comparten ese espacio y esa clasificación?

Respecto a la clasificación es demasiado generosa, ojalá seamos algún día parte de ese aporte a la música popular argentina. Demás está decir que con Mariana compartimos un espacio artístico y humano insoslayable.

Los rótulos parecen inevitables ¿no? La música no es la excepción. ¿Cómo toman ustedes el de "folclore alternativo"? ¿Lo sienten acertado?

Los rótulos son necesarios para determinar y, en este caso, no escapamos a ello, pero si se me permite preferiría rotular nuestra propuesta como música popular argentina. Lo de "alternativo" me parece que es una buena frase pero es un rótulo que quedó obsoleto. La música o el arte popular van mucho más rápido que los mismos rótulos.

Mariana dijo una vez que "los músicos que tienen una búsqueda similar se van cruzando por todos lados". ¿Será por eso de que "Dios los cría..." o también tiene que ver con la necesidad de armar una especie de "frente común" para alcanzar visibilidad en medio de un circuito conservador como el del folclore?

En buena hora que Dios nos cría y nos juntamos con Mariana a hacer música. Y la afinidad tiene que estar en todo sentido, sino sería negativo para todos. El frente común es específicamente para seguir compartiendo y seguir creciendo, a partir de eso vendrá la visibilidad que corresponda. El conservadurismo no está solo en el folclore si no también en el rock, el jazz, el tango, la política, etc.

Una vez dijeron acerca de sus composiciones: "Nos interesa darle una vueltita, un color. No nos interesa proponer una canción tradicional haciéndola rock". ¿Cómo funcionan los engranajes de su composición?

Tal cual. Una nueva canción tiene más que ver con las formas, timbres, armonías, melodías y "decires", entre otros condimentos. No importa tanto cuántos instrumentos pongás La composición es nuestro lugar más seguro y funcionamos como uno solo, no importa cual de los dos proponga la canción. Nos admiramos y eso hace más fácil que se mueva el engranaje.

En su repertorio siempre incluyen clásicos atemporales del folclore cuyano. ¿Qué confluencias encuentran entre sus propias creaciones y esas viejas fuentes? ¿Qué cosas "soltaron" y qué cosas conservan del folclore tradicional de su región?

Las influencias están confluyen en nuestra canción, pero no sólo los clásicos del folclore, sino también de otras músicas de las que hemos abrevado. Consideramos que la música es un todo, soltamos y agarramos todo el tiempo y, en definitiva, es lo que más nos divierte.

¿Qué es lo que más les impacta de la propuesta artística de Mariana Baraj?

Su coherencia artística y humana, y el hecho de que eso se ve reflejado en el escenario

¿Cómo serán las dos presentaciones en Salta?

Solo cambiará el escenario, las presentaciones están pautadas de antemano. Sabemos que serán con mucha comunicación con el público, que es lo que más nos gusta.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora