El consumo de bienes culturales es un buen baremo a la hora de "tomar la temperatura" del movimiento económico de una sociedad. Nada nos indica con más exactitud que algo anda mal en los bolsillos que una sala de teatro con butacas libres o una librería semidesierta.
¿Es el caso de la capital salteña?
El Tribuno dialogó con varios referentes de comercialización de bienes culturales para conocer su visión sobre la actividad en este año que concluye.

Elegir más y mejor
Gran parte de los consultados coincidieron en que fue un año "raro", marcado por la incertidumbre sobre el dólar y, en algunos casos específicos, por el Mundial de Fútbol, que afectó sobre todo la asistencia a cines y teatros.
El productor Guillermo Clasadonte, que trajo al Teatro del Huerto espectáculos como "La casa de Bernarda Alba" o "Los locos Grimaldi", entre muchos otros, afirmó que en este último año el salteño salió menos al teatro, cifrando este descenso en un 30 por ciento. "El descenso en las salas está ligado con la baja de la gente que sale a comer, ya que para el argentino ir al teatro y a cenar está íntimamente relacionado", afirmó a la vez que agregó que la incertidumbre económica "provoca que la gente elija más".
En coincidencia con esta última frase, fuentes del Teatro Provincial afirmaron que aun cuando para ellos fue un buen año, es evidente que la gente está más selectiva y ahorra para artistas internacionales como Dyango o Sergio Dalma, por mencionar los dos recitales más convocantes de los últimos tiempos.
Cambios para capear la tormenta
El séptimo arte ha sabido contrarrestar los efectos negativos de la coyuntura económica a través de diferentes estrategias.
El encargado del complejo Hoyts, Luciano Castelucci, afirmó: "Nos adaptamos a la situación a través de diferentes promociones y facilidades". Pero, como en el caso de los teatros, el mundial de Brasil fue una referencia inevitable al hablar de un año "que no llegó como se esperaba".
A su vez, el propietario del cine Ópera, Jorge Abdenur, afirmó que la sala céntrica no se vio afectado por la crisis e incluso tuvo un ascenso en la cantidad de público de la mano de la inauguración de su sala digital.
Plaza firme para editoriales
El consumo del libro en papel, la quinta esencia del producto cultural, no ha escapado a los altibajos de la economía. Sin embargo, los encargados de dos importantes librerías de la capital remarcaron que las cifras "no son alarmantes".
Fuentes de la cadena Yenny sostuvieron que a pesar de que el volumen de venta bajó, la recaudación se mantuvo debido a que los precios subieron por la inflación. No ocurre lo mismo con la venta de CDs y DVDs, que según los números que se manejan en esta empresa, tuvieron un 30% menos de recaudación.
Un panorama similar presenta la histórica librería La Rayuela. Uno de sus dueños, Eduardo Benedetti, señaló que, con respecto al año pasado, hubo un pequeño descenso debido al aumento de precios, pero que la merma no es preocupante. "Antes, el cliente se llevaba dos o tres obras y ahora, una sola. Sin embargo, Salta sigue siendo una plaza muy importante para la venta de libros" concluyó.
Los elegidos
Para el productor Guillermo Clasadonte, a la hora de ir al teatro los salteños prefieren las obras "televisivas", es decir espectáculos con figuras convocantes del medio.
"Mansión Imposible", "Los locos Grimaldi", "Algunas mujeres a las que les c... la vida" y el unipersonal de Enrique Pinti estuvieron entre las obras con más audiencia este año. "La casa de Bernarda Alba", basada en la obra de García Lorca, se posicionó también entre los elegidos del público.
Desde el Teatro Provincial, se destacó que tuvieron un buen año merced a sus ciclos de espectáculos gratuitos, entre las que resaltan las presentaciones de la Orquesta Sinfónica, los ballets y la ópera.
También vale mencionar que la XX edición de la Fiesta Provincial del Teatro, organizada durante el pasado octubre, tuvo cuatro días de obras independientes de gran calidad y casi en su totalidad a sala llena con precios accesibles que rondaban los 30 pesos.
Con respecto a las salas de cine Transformers 4, Frozen y Relatos Salvajes fueron las más vistas.
En el caso del libro, las elecciones son naturalmente más atomizadas, aunque el auge de las novelas para adolescentes es un fenómeno que parece haber "llegado para quedarse", según Benedetti de La Rayuela. Entre las obras de autores locales, las novelas "Hasta volvernos a encontrar", de Belén Alemán y "La esposa", de Zulema Usandivaras de Torino, junto a la antología de Jacobo Regen, se mencionaron como las más requeridas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia