La primera obra del colectivo artístico La Dionisa Teatro promete. Promete desde la osadía de metamorfosear la cocina, espacio de acceso permitido a la mujer y que ha determinado especialmente su conducta y su ser social, con un cuadrilátero de boxeo, práctica masculina afectada culturalmente por prejuicios de género. Promete desde el atrevimiento de poner a dialogar a un ama de casa con filósofos políticos como Friedrich Nietzsche, Nicolás Maquiavelo y Karl Marx.

"La dialéctica de Zuzy" tiene por protagonista a una mujer casada ceceosa, católica conservadora y madre de trillizos que se traba en una lucha dialógica con diversos personajes: su amiga Paola (28), su hermano Carlos (35) y su excompañera de colegio Cintia (30). Todos proyectan diferentes modelos de conducta y de identidad a los que ella, desde una posición dogmática religiosa, refutará y vencerá. A lo largo de seis rounds se irán sucediendo escenas desopilantes y otras emotivas. En la comedia se abordan la religión, la existencia del Mesías, la vida de la mujer casada y en soledad, la crianza de los hijos y la infidelidad marital.

Dos artistas salteños trabajaron en la dramaturgia y dirección de la obra: Carlos Yudi (38) y Carolina Beltrán (36). Carlos Yudi es profesor de Música con especialidad en Canto por la Escuela Superior de Música José Lo Giúdice, de Filosofía por la Universidad Nacional de Salta y de Educación Física. Es escritor de prosa y poesía. Publicó "Con vientos en el rostro... con frío" (2012), "Sinfonía natural en prosa y en verso" (2013), "Siete narracuentos fábulafantásticos" (2014) y "Reclaman vivir" (2015).

Carolina Beltrán (36) es profesora de Francés y está por editar su libro "Letra de hembra". Actriz, dramaturga, realizadora de audiovisuales, guionista y coach actoral, participó en los largometrajes "La niña santa" (2004) y "La mujer sin cabeza" (2007), de Lucrecia Martel. También en realizaciones como "Luz de invierno", de Alejandro Arroz, "Los anillos de Newton", de Rolando Pardo y José Issa, y "La casa de los opas", de Mariano Rosa. Ambos compartieron una amena charla con El Tribuno, días previos al bautismo de fuego del grupo La Dionisa Teatro, que crearon en febrero de este año.
Diálogos filosos
"Lo que nos planteamos es hacer una comedia de esas costumbres que están arraigadas en nuestra sociedad, del dogma religioso y de cómo estructura a la persona y la hace muy cerrada", expresó Carlos. "Ella tiene una idea sobre la vida y las religiones completamente cerrada. Es madre de trillizos, está todo el día sola en la casa, reniega contra el marido porque anda en una moto y sale a presumirles a las chicas. No es fácil atender a tres bebés y estar sola, por eso cree que es víctima de todos los que no están en sintonía de pensamiento con ella", aportó Carolina. Ambos apuestan a que el personaje resultará al público atractivo y verosímil. Así, Zuzy puede ser la tía, la madre o la abuela de cualquiera. Ese arquetipo maternal que según el escritor uruguayo Eduardo Galeano "ejerce la dictadura de la culpa". "Ella tiene un rasgo de manipulación. A mí me cuesta decir que es una villana, pero lo es", admitió Carolina.

Zuzy va a confrontar con su amiga Paola, una chica de barrio, trabajadora y sufrida que tiene mucho sentido común. También son su hermano Carlos, un estudiante crónico de Filosofía que va a traer a la charla los dogmas de Friedrich Nietzsche, Nicolás Maquiavelo y Karl Marx. Por último, compondrá una controversia con una excompañera de colegio, Cintia, quien goza de muy buena posición económica y vive sin preocupaciones.

La obra también responde a una dinámica boxística. De esta manera, luego de cada round los personajes se refugiarán en las esquinas para cumplir los tiempos de descanso antes de volver al ruedo. El espectador, además, recibirá estímulos múltiples a través de efectos de sonido, iluminación y proyección a cargo del realizador audiovisual Juan Carlos Sarapura. Acerca de edificar una puesta enteramente salteña, Carolina y Carlos explicaron que es una de las premisas de La Dionisa Teatro: representar dramaturgia salteña y luego esparcirla por el país. Esto conlleva una gran responsabilidad que ellos asumieron gustosos. "Se trata de educar y de atraer a la gente que por ahí no viene porque piensa que es para otro sector, pero tiene las puertas abiertas. Por eso me interesó poner a los pensadores para que la gente vea que no son inaccesibles, sino que podemos hacer una bajada a la practicidad, a la realidad cotidiana que vive Zuzy y cualquier otra ama de casa con cosas sencillas", expuso Carlos. Y por efecto de la dialéctica primigenia a la que alude el título de la obra, seguramente el público esperará que surja no una resolución, sino una nueva comprensión de los hechos por parte de la protagonista.

La ficha técnica

Carolina Beltrán y Carlos Yudi son los protagonistas principales, autores y directores de “La dialéctica de Zuzy”. El elenco se completa con Natalia Martínez como Paola, Belina Figueroa como Cintia, Nazareno Yudi como el Coach 1 y Juan Carlos Sarapura como el Coach 2. Produce Beatriz Morales. Juan Carlos Sarapura se encarga de la técnica general. Asistencia técnica: José Ignacio Oviedo. La obra se presentará los sábados 24 y 31 de octubre, a las 22, en el Salón Auditórium Dr. Rafael Villagrán (av. Belgrano 1349).


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora