Lo que nace en una charla de amigos seguramente llegará a buen puerto, quizás una cuota de presión nos llevará a afrontar nuevos desafíos en nuestra vida. En algunas ocasiones el GPS no nos orienta al lugar indicado.

Esta historia se vincula al boticario Carlos Escandar, un personaje de la zona norte de la ciudad, su corazón solidario no descansa. Quizás su "media naranja" (su esposa Susana), siempre fue la fórmula ideal para encontrar la solución a los problemas.

Este feliz matrimonio, que desde hace varias décadas lleva adelante la farmacia 12 de Octubre, ahora está inserto en un nuevo proyecto.

"Durante el cumpleaños de mi amigo Pica Orte nos interesamos en pintar murales en distintos puntos de la capital salteña. El obejetivo es enriquecer la vista panorámica de la ciudad. Yo les propuse que la obra inaugural se realice en las paredes de mi farmacia. Jamás imaginé recibir una respuesta inmediata, los muchachos empezaron a sacar plata para afrontar los gastos. No había otra... mi obligación empezaba a desandar el camino. Lógicamente, ya contábamos con el aval del gran maestro Nicolás Picatto, uno de los artistas plásticos de la provincia", comentó Escandar.

Se decidió que la primera obra se relacione a la Diosa de la Coca, una pintura exquisita y vistosa. "Estamos formando una grupo cultural y nos encargaremos de colaborar con la cultura urbana. Nuestros trabajos tendrán un mensaje directo a la cultura. El mural de mi farmacia cuenta también con una poesía de Juan Ahuerma", agregó Escandar.

También se deben recordar los nombres de: Daniel Orte, Zico Juárez, Nicolás Escandar, Topo Zalazar, Alberto Aragonés, Walter Tanjilevich y Andrés Reynoso.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora