La modelo y periodista había iniciado el juicio por despido después de que la echaran del programa Duro de Domar, en junio de 2010. En ese momento, ella consideró que la desvinculación se debía a motivos ideológicos y que no tenía justificativo alguno.

Jazmín murió el 5 de febrero de 2012. Sin embargo, el juicio no se canceló: su familia decidió seguirlo en su nombre. Enviados de Gvirtz intentaron varias veces arreglar económicamente el pleito, por un monto mucho menor al que se reclamaba. El abogado Máximo Petracchi, representante de la familia,contó que la idea siempre fue llevar el juicio hasta las últimas consecuencias. Por lo tanto, nunca aceptó ninguna solución intermedia. Y aunque pasaron cuatro años, el fallo le dio la razón a los De Grazia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora