Una nueva feria internacional del Libro abrió sus puertas, hace casi 24 horas. En los primeros instantes de la tarde de esta segunda jornada cultural, gran cantidad de lectores transitaron los pasillos del predio de Palermo, en pleno corazón de Buenos Aires.

El Tribuno estuvo allí y recorrió el lugar. Los clásicos colores del poncho salteño adornaban algunas de las esquinas del stand provincial donde amantes de los libros, grandes y chicos, se detenían entre las páginas de biografías, ficciones policiales, cuentos infantiles o antologías poéticas.

Juana Manuela Gorriti o nuestro gran prócer, Martín Miguel de Güemes, personajes llamativos en biografías e investigaciones eran atractivos para los bibliófilos más experimentados y algún cultor secreto de la lírica consultó las obras de Miguel Ángel Pérez o de Carlos Aparicio, recientemente fallecido.

La feria recién comienza y la salteñidad está presente. Con el avance de los días, habrá homenajes a Perecito y a Octavio Paz, entre otros grandes de las letras locales e internacionales. Sin dudas, una fiesta de la literatura que nuestros lectores podrán ver de cerca.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora