Una gatita siamesa que llegó a las manos del director de Chanel Karl Lagerfeld, lleva una vida de excentricidades y es quien ayuda a subir las cuentas del káiser de la moda, luego de que en 2014 ganó 3 millones de euros por hacer 2 trabajos: colaborar con la marca de cosméticos Shu Uemura y posar para el calendario de coches Vauxhall Corsa.
Choupette es la mascota de Lagerfeld, quien no escatima nada para que la minina tenga una vida de princesa, al cuidado de 2 niñeras.
Se porta como una celebridad, tiene una cuenta de Instagram con más de 52 mil seguidores y en Twitter cerca de 46 mil, quienes se enteran de todos los detalles de esta pequeña.
Karl dice que admira la elegancia de su gatita.
Hasta hace unos días, todos pensaban que la gatita sólo era un gasto por gusto para el diseñador, pero en una entrevista para The Cut, Lagerfeld confesó: "El año pasado facturó tres millones de euros solamente con dos trabajos". Y añadió: "No permito que haga anuncios de comida y cosas por el estilo. Ella es demasiado sofisticada para hacer algo así".
Choupette no hace cualquier cosa, entre sus 'trabajos' ha ejercido de periodista en The Karl daily, fue modelo en campañas millonarias, tiene una colección de bolsos y accesorios, y estuvo en la portada de la edición alemana Vogue, junto a la mítica modelo Linda Evangelista.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia