Los personajes de la farándula suelen marcar tendencia. En ocasiones, lo hacen de manera constructiva, prestándose a misiones solidarias y cimentando valores positivos, como el respeto por las diferencias, entre muchos otros.
Ahora bien, la maquinaria de la moda es, por momentos implacable y propone modelos antinaturales, de extrema delgadez que, muchas veces son imitados y favorecen trastornos alimenticios como la bulimia y la anorexia.
En este contexto, a penas a días de que se publicara una foto de Pampita mostrándose "a piel y hueso" en la trastienda del Bailando, apareció una foto de Calu Rivero que sorprende por una exagerada delgadez. En la imagen se a ve marcando sus costillas como si llevase días sin ingerir alimento. No queda claro si la foto es real o está intervenida digitalmente. Lo cierto es que ha generado polémicas por el mensaje que conlleva, como si la belleza tuviera que ir de la mano con la inanición.
En un mundo donde muchos no tienen que comer y donde miles de personas son víctimas de una autoimagen corporal distorsionada, impuesta por canónes de moda tan exigentes como ridículos y, sobre todo, peligrosos, diseñadores, fotógrafos y modelos deberían replantearse qué valores comunican. Y como sociedad, deberíamos también revisar hacia dónde estamos enfocando nuestra atención.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia