Desde hace poco más de un mes, Cinthia Fernández se fue a vivir a Santiago de Chile. La exbailarina y vedette del Bailando por un sueño tenía (y tiene) como objetivo acompañar a Matías Defederico, su marido, quien se encuentra jugando en el San Marcos de Arica de la Primera División de ese país, y de paso tratar de abrirse camino en la farándula chilena. Por ahora, la bella Cinthia realizó algunos trabajos, pero a lo que más se está dedicando es a la crianza de sus tres niñas: Charis, Bella y Francesca.
El tema (gran tema) ocurrió el domingo 20 de marzo, cuando a las ocho de la mañana un vecino comenzó a tocar una especie de tambores que hizo despertar a las pequeñas de la casa y a la propia Cinthia. En un principio, la dueña de las colas más trabajadas de la Argentina pensó en ir a tocarle el timbre, pero luego le dio fiaca y comenzó a escribir en Twitter una andana de insultos contra el hermano chileno.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora