Mañana, a las 10 y a las 15, y el miércoles únicamente a las 10, la animadora Milagros Ibarra presentará en El Teatrino (Alvear y Latorre) su obra "Para leer y cantar". Se trata de una oportunidad de escuchar a esta joven creadora para niños, junto a su grupo musical conformado por Juan Pablo Rosado (guitarra), Claudio Ledesma (batería y percusión) y Adrián Moroni (teclado y melódica). La propuesta reúne canciones de autores como María Elena Walsh, con textos de Silvia Schujer, Graciela Montes y la misma Maria Elena -además de algunas poesías propias-, que son interpretados por la dulce Mily.
Un ser integral
La artista cuenta: "No elegí canciones dedicadas especialmente a la infancia, sino a la humanidad, como "La cigarra'' o "El pescador''. Es que siempre estoy en búsqueda y no logro una interpretación que no pase por mis propias vivencias"
"También, como narradora, fui en exploración de lo que quería contar, lejos de los cánones comunes o los que quieren imponer. Estereotipos que a la infancia no le hace bien, porque la infancia es mucho más que eso. Lo que digo es que no quiero tener un lenguaje hipócrita con los niños", agregó la intérprete.
Contar y cantar
Mily recuerda la infancia con dos artistas como sus padres, que le brindaron la posibilidad de leer. "El primer lugar de lectura de un niño es el hogar y el otro, la escuela. Hay que fomentar la lectura también para los momentos de ocio, así logramos fomentar la creatividad, esa fuente inagotable. Por eso dentro de la obra remarco que "contar'' y "cantar'' es una sola palabra. En los textos que leo, trato a los niños como a seres completos, sin considerar que "algo les falta'' para comprender lo que les digo; como lo hacía María Elena Walsh en sus canciones. Me acuerdo que cuando me contaban en la escuela sobre la Caperucita, no me sentía identificada con la heroína. A mí me gustaba saber hacia dónde iba a llevar la historia la malvada. A los niños hay que preguntarles qué quieren escuchar, qué cuento es el que prefieren. Es muy importante para ellos y los adultos se pueden llevar sorpresas", asegura la narradora.
En ese mundo, Mily trabaja junto a su grupo, tratando de soltar las alas de la sorpresa. Con ella, estamos invitados a volar mañana y pasado.
Nueva alternativa: El Teatrino
Como le sucede a otros artistas en la provincia, El Teatrino representa para Mily Ibarra la posibilidad de subir al escenario con una serie de exigencias cumplidas. "Realmente es para destacar El Teatrino de Humberto Colautti. Veo que por su espacio pasan artistas sin que por eso tengan que ahogarse. Para mí me significó muchísimo, porque los espectáculos de este tipo cuestan el doble", dice la artista.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia