La Justicia convalidó los resultados de ADN que dieron negativos por la supuesta paternidad de Sandro y confirmó que Sandra Borda no es hija del popular cantante, como sostenía la mujer en un reclamo de filiación que inició en 2006. De todas maneras, Borda aseguró que apelará la decisión de la Justicia e insistirá con que es hija biológica del popular "Gitano", cuyos restos fueron exhumados del cementerio de Burzaco para extraer las muestras de ADN. En diciembre de 2015, un informe judicial había corroborado que los resultados de ADN por la supuesta paternidad de Sandro dieron negativos, al señalar que "en 12 marcadores analizados se observó incompatibilidad genética entre las muestras rotuladas como pertenecientes a quien fuera en vida Roberto Sánchez y Borda Sandra Edith".
En las últimas horas, la Justicia convalidó los resultados de ADN que dieron negativos respecto a la paternidad de Sandro y confirmó que Borda no es hija del cantante. El fallo dice: "Los resultados observados son incompatibles con la existencia de un vínculo padre/hija". Tras la confirmación de los análisis, ahora Borda deberá hacerse cargo de los costos del juicio. "Es una sentencia a la cual voy a apelar, no voy a creer en mentiras. Tengo derechos y los voy a hacer valer", señaló Borda en declaraciones al portal Primicias Ya La mujer aseguro que no va a renunciar en su lucha por su identidad y dijo: "Yo siempre para la gente voy a ser la hija de Sandro, gané el amor de mucha gente y eso la plata no compra, cada uno es feliz con lo que más le hace bien".
El reclamo de filiación de Borda comenzó en 2006, cuando supuestamente su madre Martha le confesó antes de morir que ella era hija del popular cantante. En 2007, de manera extrajudicial, Sandro y Borda se sometieron a un examen de ADN cuyo resultado nunca se mostró públicamente. Borda cuestionó que ese estudio nunca se lo entregaron y declaró que Olga Garaventa, la esposa del cantante, le aseguró que el resultado había dado negativo. El reclamo judicial de la mujer no se detuvo y en 2014 obtuvo la impugnación de la paternidad de Carlos Borda, quien la había criado como su hija natural pero tras un ADN se comprobó que no era el padre biológico. Ese mismo año, Sandra Borda consiguió que la Justicia inhibiera la sucesión del cantante hasta que se resuelva el tema de la filiación.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora