Susana Giménez tuvo un miércoles más que movido. Es que la diva comenzó el día bien temprano en Uruguay donde tuvo que declarar en el Juzgado Penal de 16º Turno como testigo por la denuncia realizada por su ex pareja, Jorge "Corcho" Rodríguez, contra el estudio contable que administraba sus bienes en el país vecino.

Lo que quiere saber la jueza que entiende en esta causa, es la manera en la que este estudio manejaba el dinero de la diva en el país vecino ya que hay sospechas no solo de faltantes, sino también de irregularidades. El abogado Pablo Correa, fue quien inició la demanda y además solicitó al juez penal de 10º Turno de Maldonado, Marcelo Souto, que Susana declare en la otra causa que la involucra. Este segundo proceso es por la denuncia contra su ex administradora por la presunta apropiación de 50.000 dólares destinados al pago de sueldos y otras obligaciones de los bienes que Giménez tiene en el país vecino.

Susana ya había dicho en esta causa que a ella la hicieron quedar mal porque giraba el dinero para que se cumplan con las obligaciones, pero nunca llegaron a destino. Del otro lado del charco la secretaria del estudio de abogados se defendió y dijo que el dinero en realidad nunca estuvo. Por eso se inició esta causa y es ahora la Justicia la encargada de determinar quién tiene razón.

Por otra parte desde Uruguay trascendió que no le levantaron la inhibición de cuentas a la diva. En la causa que se le inició por no pagar los sueldos y varios aportes previcionales, fue la Justicia la que decidió que mientras dure la causa Susana no podrá disponer de ellos. El embargo no solo es contra todos sus bienes, sino además sobre las cuentas y demás montos de dinero que tenga en cualquier entidad bancaria.

Fuente: Diariopopular.com.ar

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora