Salió a la luz una producción que la norteamericana Charlotte McKinney realizó dos años antes de convertirse en la sensación del evento deportivo más importante de Estados Unidos.

Fue protagonista de uno de los momentos más importantes del Super Bowl, casi a la par de la última jugada en la que se definió el partido de fútbol americano entre New England Patriots y Seattle Seahawks. La modelo hizo un comercial de una cadena de hamburguesas y prendió fuego la pantalla chica con su cuerpo.

Ahora que todos hablan de la joven de 21 años como la nueva Kate Upton, se conocieron imágenes de una producción que realizó hace dos años. Las fotos fueron tomadas en 2013, y McKinney se animó a posar primero en ropa interior para sacarse todo luego y lucir su cuerpo sin ninguna prenda. Ahora que su carrera tomó un envión importante espera cumplir su sueño: posar en la revista Sports Illustrated. "Ése fue el objetivo de toda mi vida. La revista es un ícono", declaró la modelo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia