El martes por la noche, en el anfiteatro "Atuto Mercau Soria" de Catamarca, Carlos "La Mona" Jiménez brindó un show que terminó siendo un verdadero escándalo. Tras su presentación, varios fanáticos del cuartetero denunciaron que fueron maltratados injustamente por la policía. El artista, dolido por los hechos violentos, publicó un duro comunicado en el que asegura que quiere bajarse de los escenarios con tal de evitar el maltrato que sufren sus seguidores cada vez que toca.

"Si yo causo que sean tan discriminados por no ser rubios de ojos celestes y ser como yo negros, si ustedes me piden, yo renuncio a lo que más amo", explicó La Mona en la publicación que compartió en su cuenta de Facebook.

Ante la advertencia del músico de 65 años, que podría retirarse de su carrera artística, muchos fanáticos encendieron las alarmas enseguida y se movilizaron por las calles de Córdoba para pedirle a la leyenda viva del cuarteto, que no deje de cantar. Otros le brindaron su apoyo por las redes sociales.

"Soy la Mona, un negro que debe morir, todos tienen derecho a hablar de mi, lo acepto, hasta siento que lo merezco. Lo que lamento que por seguir a esta porquería que soy yo, a ustedes los maltraten. Me duele el alma, a mi destrúyanme ya no importa, pero a ustedes no. Yo no soy nada sin ustedes", indica el cantante en su sentida publicación.

Según publica El Ancasti de Catamarca, el martes por la noche hubo 18 detenidos por "infracción al código de faltas", "averiguación de actividades y medios de vida" e "intentos de arrebato y lesiones".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora