La mujer más vieja del mundo, la japonesa Misao Okawa, celebró ayer, con un día de antelación, su 117 cumpleaños en compañía de sus familiares. La mujer, que vive en una residencia geriátrica de Osaka (oeste de Japón) recibió la visita del alcalde de su distrito, que le entregó unas flores, y se hizo después varias fotos con la familia de la anciana, incluido su hijo, de 92 años.
Sus acompañantes contaron que su estado de salud es bueno y que come tres veces al día (sus platos favoritos son el estofado de ternera y los fideos de origen chino).
Explicaron también que la mujer suele dormir unas 15 horas al día y que, cuando se siente con fuerzas, se mueve sola por las instalaciones en su silla de ruedas.
Okawa, reconocida como la mujer y la persona viva más vieja del mundo por el "Libro Guinness de los Récords", nació el 5 de marzo de 1898 en Osaka. Desde febrero del 2013 fue reconocida como la mujer de más edad del mundo, y desde agosto de ese mismo año como la persona viva más vieja. La mujer tuvo tres hijos, cuatro nietos y seis bisnietos.
El hombre más viejo del mundo es también un japonés, Sakari Momoi, que celebró su 112 cumpleaños el pasado 5 de febrero.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia