Un extraño suceso envolvió al conocido mediático Tomasito "Süller", "hijo adoptivo" de Guido Süller, en nuestra ciudad. Hecho que terminó en la Alcaidía de la Ciudad Judicial luego de que el mediático se presentara en un boliche del Paseo Balcarce.

Como epílogo de su aventura salteña, Tomasito aseguró que la Policía de Salta "me reprimió por ser homosexual". Según narrara el mediático joven, el pasado sábado por la noche fue la figura central de un boliche de la Balcarce, que lo contrató especialmente para que viniera desde Buenos Aires hasta nuestra capital.

"Vine a hacer presencia y no vandalismo, como me endilgaron. Al principio, con la gente, con el boliche y todo eso, la pasé genial. Hasta que me fui a la terminal a tomar el colectivo en el que me tenía que ir hasta Jujuy. Estaba ahí y me crucé entonces con un policía de uniforme. Como me miraba, yo le dije que le quedaba lindo el uniforme. Entonces parece que se enojó porque me dijo 'puto de mierda' y me amenazó. Me dijo que me iba a meter en cana por puto. Porteño de mierda, me dijo, y entonces yo le aclaré que en realidad soy cordobés. Ahí el policía me agarró del brazo y casi me lo quiebra, porque yo no opuse ningún tipo de resistencia. Me tiró de cara contra la pared, haciendo un abuso de autoridad tremendo porque me raspó entero. Toda la gente nos miraba, pero el tipo igual abusando de su fuerza. Ahí se le fue la mano a ellos. Después mintieron que estaba desnudo, pero nada que ver: yo estaba con una camisa negra, un pantalón azul y una corbata al tono. Mi pecado no fue andar en bolas, sino que fue decirle un piropo al policía. Pero ahora, después de eso, ¡veo un cana y lloro!", cuenta Tomasito a El Tribuno visiblemente asustado. "No entiendo lo que pasó, pero siento que la homofobia de la Policía de Salta es tremenda", aseguró.

Tomasito fue trasladado a la Alcaidía y encerrado en una celda. "Me desnudaron tres veces. No me dejaron ni taparme los genitales con la mano. Me señalaban y se reían. Fue una humillación total. Ahora quiero hacer una denuncia: me molieron a palos por ser lo que soy", sollozó.

¿Qué pasó ahí?

Una golpiza tomada como broma


El mediático Süller aseguró que el ministro Cornejo debería dar un ejemplo mejor.

“El gobernador tiene que saber esto y hacer algo para terminar con la homofobia y el abuso de poder. Caí en manos de manipuladores violentos vestidos de uniforme”, sostuvo el mediático “hijo” de Guido Süller luego de la golpiza que recibió el domingo a la madrugada. “Sobre todo lamento el tono burlón con el que el ministro Alejandro Cornejo habló de mi caso por la radio. Debería dar el ejemplo de trato humanitario con la gente que es diferente. Pero cuando uno lo escucha, algo entiende de por qué la Policía de Salta actúa de esa manera”, reflexionó el joven que lleva el seudónimo de Süller en su apellido, por su conocida relación con Guido. “Salta es bella y me trataron como rey. Pero la Policía arruinó todo. Ahora tengo pánico”, confesó.


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora