Los reyes Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda y sus tres hijas, las princesas Amalia, Alexia y Ariane, se encuentran desde el pasado fin de semana en la localidad austriaca de Lech am Arlberg, donde, como es tradición en la Familia Real holandesa desde hace más de medio siglo, pasarán un año más sus vacaciones invernales disfrutando de la nieve de los Alpes.
Los soberanos holandeses, sus hijas -la princesa Amalia, de 11 años; la princesa Alexia, de 9 años, y la princesa Ariane, de 7 años- y la princesa Beatriz, protagonizaron el habitual posado en las pistas de nieve de la estación de esquí de Oberlech. Pese a que se esperaba un cielo encapotado, finalmente la sesión fotográfica se desarrolló con la presencia de rayos de sol y una temperatura de -1º. El estado de la nieve este año es excelente para la práctica del esquí, deporte del que todos los Orange son grandes aficionados, incluso los más pequeños.
Los reyes y sus hijas posaron primero con las montañas de fondo y luego se calzaron los esquís para un breve descenso para la prensa. Mientras, la princesa Beatriz observaba orgullosa a sus nietas, quienes ya se han convertido en experimentadas esquiadoras. Las tres niñas, perfectamente equipadas para practicar el deporte blanco con cascos, guantes y gafas para el sol incluidos, hicieron una exhibición de sus progresos en el deporte. A las miradas de orgullo de la princesa Beatriz, se sumaron las gracias de la reina Máxima y mil y una demostraciones de amor de los soberanos, que coronaron este nuevo posado oficial en la nieve.
A diferencia de otros años, en este estuvieron ausentes en la sesión fotográfica tanto los príncipes Constantino y Laurentien, como la princesa Mabel. La razón de la ausencia del hermano del rey es que sus hijos estudian en Bruselas, lugar en el que, al contrario que en los Países Bajos, todavía son días de clases en los colegios. La princesa Mabel, viuda del príncipe Friso, y sus hijas residen en Inglaterra donde hoy tampoco es día festivo para los escolares.
Han pasado casi dos años desde que la princesa Beatriz abdicara la corona, dejándola en manos de Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda. Desde entonces, los actuales reyes han reinado siempre compaginando su actividad oficial con el tiempo dedicado a sus tres hijas, las princesas Amalia, Alexia y Ariane..

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia