En un día como hoy nació José Hernández, el creador de "la novela" argentina "El Gaucho Martín Fierro". Apenas editada en 1872 por Imprentas La Pampa, de Zoilo Miguens, y en el formato de un folleto barato, la vida aventurera de este gaucho imaginado por Hernández, suscitó el interés de una sociedad que hacía poco se llamaba a sí misma "argentina".

El libro pronto se convirtió en un suceso. Se lo vendía en las pulperías, se lo recitaba de memoria, se lo cantaba. Tanto que tras la onceava edición, se presenta la segunda parte con "La Vuelta de Martín Fierro" (1879). Hernández era entonces vicepresidente de los diputados de Buenos Aires y su novela había divido sus lectores entre adictos y detractores.

El autor del primer éxito editorial argentino era un escritor y militante de ascendencia patricia, cuyo nombre completo fue José Rafael Hernández Pueyrredón. Nacido en el actual partido bonaerense de San Martín, el 10 de noviembre de 1834, en pleno gobierno de Rosas, la vida de Hernández estuvo signada por los conflictos políticos de la época. Debido a las persecuciones que el régimen imponía a las familias de ascendencia unitaria, la madre se separó de él tempranamente, se crió con una tía que también debió partir al exilio y así se reunió con su padre y la vida del campo, a la que en realidad era muy poco afecto.

Es en el Centenario, en 1910, cuando la crítica culta nacional "redescubre" el libro, incorporándolo a la problemática acerca de la argentinidad. Globalmente se afirmaban los estados nacionales y el mundo convergía hacia la Primera Guerra Mundial. Se necesitaban paradigmas de pertenencia y El Gaucho Martín Fierro lo exponía perfectamente. En El payador (1916), Leopoldo Lugones propone al Martín Fierro como "un poema épico de nuestra raza" e incluye a su protagonista en el "ciclo heroico" de las leyendas. En 1939 el Estado nacional establece el Día de Tradición la misma fecha del natalicio de Hernández y la lectura del Martín Fierro es recomendada en las escuelas.

¿Qué es una tradición?
El diccionario define esta palabra como la transmisión de arte, doctrinas, ritos, costumbres, etc., que se mantiene de generación en generación. También es un acuerdo de una comunidad acerca de lo que considera digno de constituirse como una parte integral de sus usos y costumbres. Bienes culturales, arquitecturas, relatos, hechos históricos y otros elementos socioculturales viajan en el tiempo a través de la vía oral, de abuelos a nietos -y así hasta volver a empezar-, constituyéndose en ese devenir, en las singularidades distintivas de cada pueblo, que llama a este grupo heterogéneo de cosas y acciones, "nuestras tradiciones".

En Argentina, un país con contradicciones culturales violentas -inmigrantes vs. criollos, criollos vs. indios, campo vs. ciudad, Boca vs. River, Capital vs. interior, etc- la confluencia general del pueblo en sus tradiciones, es una opción para construir un espacio de reconciliación en el que Argentina sea una palabra de bendición para todos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora