A seis meses de su muerte, la viuda de Robin Williams, Susan Schneider, y los tres hijos del actor, Zachary, Zelda y Cody, están involucrados en una disputa legal por la herencia del ganador del Oscar.
Los problemas legales se habrían iniciado cuando los hijos del recordado actor, ingresaron a su casa algunos días después de su muerte para llevarse algunas de las pertenencias que Williams había les dejado, sin el consentimiento de su viuda.
Por su parte, Zak, Zelda y Cody Williams acusan a la última esposa de su padre de ignorar el testamento que el actor redactó antes de comprometerse con ella, donde se les señala como sus herederos universales.
De acuerdo con el New York Times, los hijos de Williams alegan que Schneider está actuando contra la voluntad del actor. "Están destrozados por la petición de la esposa que ha sido la mujer de Williams por menos de tres años, que actúa en contra de los deseos del de su padre cambiando los planes que éste hizo con respecto a su patrimonio", indicaron los abogados de Zachary, Zelda y Cody.
En su defensa, Susan, sostiene que solo quiere mantener algunos objetos de su matrimonio con Robin con quien vivió tres años, y que está lejos de pretender quedarse con sus pertenencias relacionadas a su carrera de actor.
Williams tuvo a Zachary (31) con su primera esposa, la bailarina Valerie Velardi. En tanto Zelda (25 años) y Cody (22) son fruto de la relación del actor y Marsha Garces. Schneider se casó con Williams en 2011, tras separarse de Garces.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora