Una vez más, Lady Gaga se convirtió en noticia luego de descargar su enojo contra una heladería tras enterarse que su nombre se había utilizado para bautizar a un gusto artesanal hecho a base de leche materna.
La cadena llamada The Licktators, con sucursales en todo el Reino Unido, denominó al sabor de la polémica como Royal Baby Gaga.
Por su parte, la artista prometió demandar a la empresa que también tiene otros gustos con nombre de cantantes como: John Lemon (limón) y Jiggy Pop (crema helada con pochoclo). También promocionan el helado Blur, hecho de vainilla y salsa, y el Doughnut Disturb (juego de palabras con No Molestar), realizado con canela y pedacitos de dona.
Pese a su reclamo, la compañía hizo un comunicado: "Ella no puede reclamar derechos de autor sobre la palabra 'Gaga' dado que figura en el diccionario y está asociada al ruido que hacen los bebés. The Licktators dice que la marca y las redes sociales del Royal Baby Gaga de leche materna, creado por Nadine O'Connor, no tienen nada que ver con Lady Gaga ni infringen su marca", aclaró.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia