La ultima película de Ariel Winograd protagonizada por Lali Esposito y Martin Piroyansky estrena hoy en todo el país. Desde Buenos Aires, Lali recibió a un grupo reducido de periodistas y El Tribuno estuvo allí.

En un diálogo distendido agradeció la posibilidad de filmar y destacó sus ganas de adentrarse aún más en el mundo del séptimo arte, entre otras cosas.

¿Qué expectativas te genera el estreno de hoy?

Me da mucha ilusión lo que le va a pasar a gente, que va a sacar una entrada y va a ir al cine, con lo que eso vale hoy. Y de verdad siento que es una comedia que van a disfrutar. Tiene algo genial esta película y es que, si bien los actores somos jóvenes, es una temática con la que se pueden sentir identificados todos y tenemos una película que genera mucha charla, mucha discusión cuando salgan del cine. Y eso está buenísimo. Esto lo puede ver un pibe de 14 años y cagarse de risa, gente de nuestra edad y, de ahí para arriba todo el mundo. La ve mi abuela que tiene 60 años, le va a gustar mi personaje, y se va a reír y la va a pasar bien. Creo que eso la hace especial

¿Hay algún otro punto que haga a este film "especial"?

Otra cosa linda que tiene esta película es lo normales que ellos son. La vida normal que llevan antes de que les pase lo anormal. Hay miles de Camilas y Mateos. Cuántas minas hay que quieren hacer todo bien: vivir con el novio, cumplir con el padre. Y de pronto, la vida te sorprende y puede pasar de todo. Cuántos Mateos que harían cualquier cosa y les chuparía un huevo. Mateo es un poco malo y eso genera empatía. Él es un capo y la mina es una puta. Está mal que ella busque al tipo que le gusta y es obvio que él va a estar con la diosa del cine. Eso genera discusiones.

¿Qué experiencia te dejó el paso por "Permitidos"?

Hay algo que a mí me emociona como actriz, que me dio esta experiencia de hacer Permitidos y que se lo debo a Ariel (Winograd) también es el hecho de poder hacer una peli de estas características: muy grande a nivel guión y producción. Me emociona que ellos hayan convocado actores jóvenes confiando en que lleven una comedia adelante. Estamos acostumbrados a qué nuestras comedias, lo más popular, en general, están siempre llevadas por actores de cuarenta para arriba. Tenemos gente grosa: Adrián Suar, Guillermo Franccella, Valeria Bertuccelli. Hay un montón de actores que todos admiramos y que llevan adelante las comedias grandes normalmente. Y me encanta tener esta oportunidad, de que el director haya confiado en mí para llevar junto a Martín (Piroyansky) la historia de esta pareja adelante, con actores jóvenes. Es algo que agradezco mucho.

Hay una escena muy lograda, donde se desata un conflicto a partir de un video filmado con celular y viralizado en las redes ¿cómo te vinculás con ese mundo?

A mí, Lali persona, me abruma mucho la cantidad de información por instante, que todo es todo ya, todo el tiempo. Yo me considero contemporánea a la tecnología, pero me abruma. Todos somos Camila. Nuestros comportamientos cambiaron, todos somos seres humanos de Dios y tratamos de ser seres sociales perfectos y ordenados para vivir como nos dicen que hay que vivir, pero todos somos un poco Camila. Llega un momento en que algo te mueve el piso y querés mandar a la mierda todo y es ahí donde te das cuenta que estamos tan vigilados por los celulares. Es el mundo moderno. Es un gran hermano viviente.

¿Te ha pasado que te "coma" un personaje?

No, todas las líneas de pensamiento son cosas de Camila, las propuestas y todo es donde está el desafío, siempre ir con la línea de pensamiento del personaje. Con respecto a la gente, en general te llaman por el nombre de un personaje y eso es bonito. Yo soy espontánea y me manejo como soy. El público se arma un personaje de lo que cree que sos y un montón de cosas que forman parte de la fantasía de la ficción, pero la verdad es que yo no soy eso y me deja tranquila a mí.

¿Preferís el cine a la televisión?

Estoy enamoradísima del cine. Desde muy pequeña hago televisión y ya estoy acostumbrada. Me encanta, pero volvió muy difíciles los tiempos de mi vida. Tengo un gran deseo de, además de la música, involucrarme más de lleno en el cine. Por el momento, no me metería de nuevo a hacer tiras diarias.

El film: ¿Infidelidad o pacto?

Camila (Lali Espósito) y Mateo (Martin Piroyansky) son novios, se quieren y viven juntos. Una noche, cenando con una pareja amiga, surge el tema de los "permitidos". Cada uno menciona un elegido famoso (imposible) con quien tendría permiso para una noche de amor. Y días más tarde, accidentalmente, Mateo conoce a su permitida (Liz Solari). Pero lo mejor que le pasó en la vida puede convertirse en todo lo contrario: a partir de este hecho fortuito se desencadena una larga serie de desopilantes complicaciones que impedirán que Mateo y Camila vuelvan a estar juntos. Los dos tendrán que revisar muchas cosas y sortear absurdos obstáculos a partir de la aparición de los "permitidos" en sus vidas. Y cuando corran el peor de los riesgos, tendrán al mismo tiempo la oportunidad de reencontrarse. Fuente: Prensa Permitidos

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Comentá esta noticia