La semana que hoy termina tuvo dos fechas interesantes para un gran porcentaje de la sociedad y simplemente coloridas para otros. Lo cierto es que son días que movilizan, sino el amor, sí el comercio.
El viernes 13 de febrero fue el Día de los Amantes y el 14 el Día de los Enamorados. Pero algunos, que tuvieron que cumplir en las dos fechas, para no andar con demasiadas vueltas hicieron un combo y a la hora de comprar el regalo aprovecharon el 2x1.
Sin embargo, así como en las fiestas de fin de año se realizan hartas comilonas y compras de elementos que ni siquiera vamos a usar, en la semana en que se festeja el Día de San Valentín o de los Enamorados, como lo quieran llamar, aumenta la venta de elementos no tradicionales y que no son exhibidos en las vidrieras.
Más allá de los infaltables peluches y rosas rojas para los enamorados adolescentes, en promedio, aumenta un 30% la venta de viagra y de preservativos. Lo mismo ocurre con la lencería erótica y los albergues transitorios. Pero eso no es todo. Durante el mes de marzo se incrementa la venta de test de embarazos.
Un respiro de tanto en tanto
Es así de simple, hay parejas estables que aunque tengan una vida sexual activa, que no son muchos, porque el tiempo para el sexo escasea por estas épocas, esa noche deciden tirar la casa por la ventana. Algunos optan por hacerse una escapada a los hoteles alojamiento para disfrutar lejos de los chicos, sin tener que hacerse problemas por ruidos, gemidos, chirridos de muebles, velas que incendien el cuarto y niños llorando o golpeando la puerta del cuarto, etc.
Para garantizar tanto esfuerzo, los hombres, sobre todo aquellos que han pasado determinada edad acuden al medicamento conocido popularmente como viagra, de allí el incremento en su venta.
Más jugadas
Pero esto no es todo, este año la cuestión vino más entretenida y también, por qué no, más jugada a raíz de la fabulosa venta del libro las 50 Sombras de Gray, más el oportuno y calculado estreno de la película, de calidad artística bastante discutida. Que pasó? Las mujeres decidieron pasar de la rosa roja en la almohada a ponérsela entre los dientes y calzarse algunos elementos fetiches que si uno los mira detenidamente, meten miedo.
Es indudable que la novela de E.L. James, bastante previsible, ha puesto en "valor", como se dice ahora, el erotismo de la mujer común, logrando movilizarlas para animarse a explorar su propia sexualidad de la mano de su compañero.
Esto, por supuesto tiene como consecuencia que el partenaire tiene que aceptar el reto que la mujer le plantea en la cama, altar sagrado comandado por el hombre, o al menos, así lo creen ellos.
Planteado así, todo esto funciona bien si la pareja está enamorada, con proyectos que acompañan algo más que el sexo solamente, donde está la ternura, los hijos, los momentos compartidos y por compartir. Pero cuando esto no sucede y del otro lado la respuesta es agónica, aburrida o indiferente, aparecen los terceros...

Las parejas se animan a disfrutar la sensualidad
Una amiga dice siempre, "el matrimonio es una carga muy pesada que hay que llevar entre tres, y si son cuatro, mejor..."
Por eso, justo el día anterior a la fecha de San Valentín, los amantes tienen su día... o su noche. Y aquí se pone más entretenido porque hay mujeres y también hombres que en su matrimonio o pareja son bastante "conservadores", pero le dan rienda suelta a la imaginación y concretan sus fantasías cuando están con el/la amante del momento.
Y este es todo un tema. Muchos se escandalizan cuando se habla de los/las amantes pero lo cierto es que la fidelidad, lo que se dice fidelidad, no existe. Hay estudios de universidades de todo tipo que afirman que todos en algún momento pasan por esta situación tan compleja... somos humanos y por lo tanto imperfectos que necesitamos cariño y atención del compañero. Cuando esto no está en casa... se busca afuera. A veces el destino hace que eso que comenzó como una infidelidad concluya en una hermosa historia de amor, con final feliz... para los amantes. Pero la realidad nos muestra que esos son los casos más esquivos.
Insatisfechas En el sitio de AshleyMadison.com dan cuenta que el ingreso de usuarias, posterior a San Valentín se incrementa un 160%.
El tema es que en este espacio clandestino tanto mujeres como hombres, pero fundamentalmente las mujeres, se juegan más y deciden probar "cosas diferentes".
Por eso este año, el 38% de las mujeres y el 22% de los hombres decidió realizar a sus amantes regalos BDSM (Bondage; Disciplina y Dominación; Sumisión y Sadismo; y Masoquismo), convengamos que no son objetos para andar exponiendo así como así. Sin embargo, cada vez más las mujeres y hombres comunes, deciden experimentar con algo diferente, permitiéndose acercar de otro modo al placer, aunque todos sabemos que no hay nada más erotizante que el sensual movimiento del cuerpo de la persona amada.
Sin embargo, a algunos esto no los conforma así que recurren a una serie de elementos que los que no estamos acostumbrados podemos llegar a infartarnos. A no asustarse, no es necesario llegar a los extremos del BDSM.
Pero le vamos anticipando a los maridos y parejas desatentas que los días siguientes a San Valentín, aquellas mujeres que no fueron agasajadas amorosamente, caen en masa a las páginas web en busca de compañía. Tanto es así que una empresa especializada en este tipo de servicios afirma que los días posteriores a la celebración el ingreso de féminas a la web llega al 160%, de acuerdo al promedio de los últimos tres años.



.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora