De un tiempo a esta parte, el salteño ha comenzado a sentir que lo chistan cuando va por la calle.
Una pared nos incita a creer en el “Amor a primera risa”, más allá otra nos impone “Prohibido no soñar”.
Un muro grita en silencio “El secreto es vivir sin esperar la respuesta”.
Son murales que la asociación Acción Poética pinta en paredes de la ciudad desde que, hace más de dos años, la Cámara de Diputados la declaró de interés cultural.
De acuerdo a Inés López Barros, coordinadora local de la organización, se lleva pintado más un centenar de murales en Salta y el interior. Las paredes son cedidas por particulares, también por la comuna y el trabajo se lleva a cabo en equipo. La idea es hacer que la poesía forme parte del paisaje urbano, a través de fragmentos de artistas como Pablo Neruda, Oscar Wilde, Joan Manuel Serrat, Frida Kahlo o ‘cualquier poeta eventual que quiera compartir unas palabras con el mundo‘
Además del arte, otra de las inquietudes de los representantes locales del movimiento es la inclusión social, que los llevó a colaborar con comedores infantiles y dictar talleres en dos escuelas locales. Para enero se planea una colecta a beneficio de los habitantes de Santa Victoria.
La organización lanzó en octubre pasado una revista trimestral de distribución gratuita y planean presentar un libro con una recopilación de los murales en la Feria del Libro 2015.

El origen
El movimiento Acción Poética tiene su origen en la ciudad de Monterrey, México, en el año 1996. Su impulsor fue el poeta mexicano Armando Alanis Pulido. La única regla es no tocar temas políticos ni religiosos. En la actualidad, la organización forma parte del paisaje urbano de más de 25 países de habla hispana.
En Argentina, diferentes provincias ya tienen su rama local de Acción Poética. A nivel nacional el movimiento se organiza desde la provincia de Tucumán.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora