La presentación de "Brindando por nada" (el flamante disco de Las Pelotas), el domingo en Salta, no fue un show más para la banda liderada por el exSumo Germán Daffunchio, ya que tocó por primera vez en un teatro con butacas en sus 28 años de trayectoria.
Más de dos horas, 30 temas y alrededor de mil personas fue el resumen de una noche inolvidable que comenzó bien arriba con "El amor hace falta", el primer corte de difusión del reciente álbum que salió a la calle en marzo. En esa sintonía siguieron: "Desaparecido", "¿Qué podés dar?" y "Ya no estás", para darle paso al interminable lapso de canciones calmas, donde Daffunchio aprovechó para contar una intimidad: "Hoy nos preguntábamos cuántas veces hemos tocado en un teatro con gente sentada y la verdad que no nos acordamos". Sonaron: "Algún día será mejor", "Víctimas del cielo", "Cómo se curan las heridas", "Personalmente", "Nada es real", "Brindando por nada", "Era", "Pasajeros", el hitazo "Será" (aunque en versión acústica), "Como una estrella" y "Que estés sonriendo".
Acompañado por Gabriela Martínez en bajo y coros, Sebastián Schachtel en teclados y acordeón, Tomás Sussmann en guitarras, Gustavo Jove en batería y Alejandro Gómez en vientos y percusión, Germán llevó el show nuevamente arriba con "Si supieras", "Hawaii", "Hasta el fondo del río", "Escondido bajo el brazo", las antiguas "Bombachitas rosas", "Corderos en la noche" ("porque vivimos en un país lleno de ovejas", acusó el cantante) y "Escaleras".
Como suelen ser los recitales de Las Pelotas, repletos de altibajos, volvieron a bajar con los oscuros "Dime" y "Se puede romper", para repuntar con "Esperando el milagro" y un particular pedido de resistencia hacia los gobernantes.
El último tramo del show fue para: "Quizás no puedas", "Cuándo podrás amar" y "Capitán América".
La banda se retiró sin saludar y era una obviedad que volverían con los bises. Siguió "Shine", en su versión power y por último quedó el homenaje a Luca Prodan, de la mano de "Mañana en el Abasto".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora