"Sin dudas, la danza es una de las expresiones del arte que más facilidades brinda para romper esquemas y barreras propias y externas. En esto se basa su cualidad liberadora. En lo personal, la danza ha servido de compuerta del dique emocional que contenía mi espíritu, permitiéndome vencer el miedo y la timidez primero, y a medida que pasaba el tiempo, superar tabúes como la edad, ya que abracé tardíamente este arte y la estética corporal, ya que no siempre la genética cumple con los estándares clásicos de los bailarines", explicó el profesor de danza hindú Annur Raga.

"Al sentirse libres, las personas pueden darse por entero en el escenario, temblando de emoción y descubrir con alegría y satisfacción que los límites existen solo para superarlos y superarse", agregó.
A la hora responder, por qué eligió esta disciplina, Annur afirmó que el kathakali tiene una gran riqueza expresiva y su exquisita codificación son muchas artes en uno sola.

"El kathakali es teatro cuando recrea un mundo, es pintura cuando el rostro del interprete desaparece debajo del maquillaje, es literatura cuando transmite una historia, es música cuando induce la emoción con las temperaturas de su melodía y es danza cuando ejecutando los pasos forma un diálogo gestual con el público, invitándolo a experimentar esta particular síntesis de artes", afirmó en una descripción apasionada de la danza que eligió.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora