Como en los viejos tiempos, Leonardo Tejerina volvió a acaparar la atención de los amantes de la buena música. Su voz grave y potente llegó al corredor de la Balcarce para "enamorar" en
una noche de verano.

En la oportunidad, brindó un variado repertorio con la música del ayer, ante un público que disfrutó a pleno una velada especial: el Día de los Enamorados.

Entre la concurrencia se vislumbró la figura de Marina Tondini, quien junto su marido Hugo Jiménez, dirigen el Ballet Salta. Sin dudas, una emblemática de la danza folclórica. "Es un placer que esta dama engalane la noche musical", dijo Leonardo.

También se dió una vuelta el Bagualero Vazquez, quien al final le puso un "bocadillo" al espectáculo. Se despidió con su infaltable "seguro".

La música romántica llegó a su máxima expresión. Notables clásicos se esceucharon en la voz de este destacado cantante salteño. Los tangos también dijeron presente en la reunión que se llevó a cabo en la peña Don Oscar. Y hasta el armó el "bailongo", Leonardo exhibió unos enganchados de cumbia que hizo mover la silueta a todos los presentes.

"La próxima cita será antes que finalice el verano", dijo Tejerina, augurando que en breve estará nuevamente sobre un escenario.

Leonardo Tejerina nació en la localidad de Campo Santo y durante su adolescencia se radicó en la capital salteña, alternando su profesión de locutor con el canto. Durante varios años fue la primera voz del reconocido grupo Los Géminis, junto al recordado Tony Maestro. También incursionó en el folclore, integrando el conjunto Los Sauzales.

Su paso por el Casino Central de la calle Mitre, le recuerda la época de canciones melódicas. Con el Grupo Kristal, recorrió los escenarios carnavalescos de toda la provincia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora